16 de abril de 2018
16.04.2018

Veinte años asesorando a los compradores

El centro de formación para el consumo de Blimea, que cumple dos décadas, impartió el pasado curso talleres a 3.600 personas

16.04.2018 | 03:27
Cuatro escolares en el "supermercado" instalado en el centro del consumidor.

El centro de formación para el consumo de Blimea cumple dos décadas impartiendo cada año más talleres e incrementando el número de usuarios. Fue una de las primeras instalaciones de estas características que se puso en marcha en Asturias, junto con Tineo y Ribadesella. Cinco años después abrieron los centros de Vegadeo y Lugones. Todos ellos conforman la red asturiana de centros de formación para el consumo, que fue la primera que se constituyó en Europa.

El pasado curso, 2016-2017, la oficina ubicada en San Martín del Rey Aurelio recibió 3.622 visitantes, para los que organizó talleres sobre diversos ámbitos como la alimentación, medio ambiente y la publicidad. "Se ha registrado un incremento respecto a años anteriores", aseguró Beatriz González Braga, responsable del centro. En el curso 2013-2014 pasaron por las instalaciones 2.480 personas, que ascendieron a 2.598 y a 2.905 en los dos siguientes. El centro está, indicó, "abierto a todos, escolares, asociaciones o grupos de vecinos".

"Tenemos talleres preparados pero también se organizan actividades a la carta", afirmó Beatriz González, que aludió a una de charla ofrecida semanas atrás para alumnos del IES "La Quintana" de Ciaño, sobre residuos hospitalarios. Fue una petición que llegó del centro y, como ocurre en otras ocasiones, la responsable de las instalaciones, tuvo que informarse detalladamente sobre el tema, incluyendo una entrevista con una enfermera. "Tenemos que ponernos al día continuamente", resaltó Beatriz González, refiriéndose a los trabajadores de la red de centros de formación para el consumo, que se reúnen con regularidad para realizar "trabajo conjunto".

Entre los alumnos de los talleres que organizan se encuentran estudiantes de diferentes etapas educativas, usuarios de centros sociales y personas mayores pero también integrantes de otros colectivos. Las áreas de formación existentes son variadas: alimentación, medio ambiente, publicidad, servicios bancarios, TIC, salud y seguridad, textil, farmacia, control de mercado y resolución de conflictos.

"Venir al centro de formación para el consumo es aprender para la vida, para hacer la lista de la compra...", aseguró la responsable del servicio que se ofrece en Blimea, que destaca que "comprar de forma responsable es difícil". Desde hace un año en las instalaciones se ofertan también cursos de formación para usuarios de los Servicios Sociales de San Martín del Rey Aurelio y Laviana. "Son grupos de diez a quince padres y madres que acuden cada dos meses", dijo Beatriz González, que apuntó que "el resultado está siendo muy bueno". Los talleres comenzaron en el área de alimentación y entre las actividades incluidas figuró "la elaboración de pan con chorizo" además de analizar las etiquetas de los productos. Está previsto que estos cursos se retomen el próximo mes tanto en San Martín como en Laviana.

El Principado organizó el pasado mes varias actividades, una de ellas en San Martín, para celebrar el vigésimo aniversario de la creación de la red asturiana de centros de formación al consumo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve