La concejal de Somos Mieres, Patricia García Moro, exigió ayer al Principado que haga público el informe obtenido de las pruebas experimentales realizadas en la térmica de La Pereda. La edil de la marca local de Podemos señaló que los lodos que se quemaron en la instalación mierense "provienen de la depuración de los lixiviados del vertedero de Serín, que tienen un alto contenido en amonio y que, por tanto, no pueden ser transformados en compost de uso agrícola".

"La quema realizada fue de tan sólo 200 Tn, cantidad que no es significativa puesto que supone menos de un 10% de las toneladas quemadas diariamente, por lo cual, a pesar de haber obtenido unos resultados positivos estos no son extrapolables para considerar que no hay ningún peligro y que todo está bien", indicó García Moro. La edil reclamó que "se haga participes a todos aquellos actores sociales de las zonas afectadas en los proyectos de investigación en materia de residuos en La Pereda".