01 de julio de 2018
01.07.2018
 

El acceso al hospital de Mieres permanece cerrado por riesgo de más desprendimientos

La calzada ya está limpia, pero no se ha reabierto al tráfico "por seguridad"

01.07.2018 | 13:13
El acceso al hospital de Mieres permanece cerrado por riesgo de más desprendimientos

La carretera del acceso principal al hospital de Mieres permanece cerrada precaución. Según han informado fuentes oficiales, la calzada "ya está limpia" pero se mantiene cerrada por la previsión de lluvias y con el temor de que pudieran producirse nuevos desprendimientos sobre la calzada de la carretera AS-242. Es la vía principal de acceso para llegar al hospital desde el núcleo urbano.

El argayo se produjo en La Reguerona y cayó, con piedras de gran tamaño y un importante volumen de tierra, sobre la citada carretera. Según los vecinos de la zona, no es la primera vez que ocurre. Tuvo lugar en la madrugada de ayer, sábado, y la carretera permanece cerrada en este momento.

Más de un día con el principal acceso desde Mieres al hospital de Santullano cerrado. Para llegar al centro hospitalario, los vecinos tienen dos alternativas: la más utilizada ayer fue atravesar el polígono de Vega de Arriba y rodear el centro comercial para llegar hasta la glorieta de acceso al hospital Álvarez Buylla.

También es posible acceder al edificio sanitario a través del vial que trascurre paralelo al paseo fluvial hasta Santullano. Tras cruzar el puente, se puede girar en dirección a Mieres hasta llegar al hospital.
El alcalde del concejo, Aníbal Vázquez, visitó ayer a primera hora la zona. Los operarios del Principado llegaron después, cuando la carretera ya estaba cerrada por precaución para evitar accidentes en la zona. Se desprendió cerca de 100 metros de la ladera, que reposaron hasta hace unas horas sobre el carril interior de la calzada.

Este argayo se produce en un momento en el que geólogos de la región han alertado ya de que las comarcas mineras son territorios proclives para los argayos y sólo unos días después del gran desprendimiento que puso en vilo a los vecinos del valle del Huerna.

Varias rocas de gran tamaño, con un peso aproximado de cien toneladas, cayeron sobre el centro de la localidad. En el desprendimiento, se llevaron tres casas por delante. Fue un impacto para todos. El Ayuntamiento ha anunciado ya que se encargará de tramitar las obras, que costeará el Principado.

De momento, los estudios determinan las causas  y fijarán las medidas a adoptar para garantizar la total seguridad para los vecinos de la localidad. Sólo tres familias viven a diario en La Cortina, pero la población aumentaba hasta los cuarenta habitantes durante las vacaciones y los fines de semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine