08 de julio de 2018
08.07.2018

Dimite la edil socialista crítica que se negó a boicotear el homenaje a Javier Fernández

"Me han frustrado y arrebatado la ilusión, con la secretaria general callada ante graves faltas de respeto a compañeros", subraya Norma Rebollo

08.07.2018 | 01:19
Norma Rebollo.

La herida sin cerrar que ha dejado el convulso proceso de primarias en el PSOE no deja de sangrar en Mieres, sin que se ponga remedio a una infección que mantiene febriles incluso las relaciones personales. Norma Rebollo, la edil crítica que se resistió a ser utilizada por la ejecutiva total para disimular tras su presencia el boicot a los galardones "Mierense en el Mundo" por premiar a Javier Fernández, acaba de presentar su dimisión. Lo ha hecho haciendo constar su "frustración" y "decepción" ante el trato, a su juicio muy injusto, que le ha dispensado a ella y a otros afiliados la actual cúpula de la agrupación: "Entre compañeros la relación debe basarse en la humildad, la solidaridad y el respeto. La existencia de posiciones políticas diferentes no puede ser la disculpa para que se pisoteen esos valores".

La hostilidad que los derrotados, es decir, los afines a Javier Fernández, perciben por parte de los vencedores mantiene al partido totalmente dividido. Los resquemores y resentimientos dejaron de permanecer ocultos en febrero cuando desde dentro de la agrupación mierense se filtró una conversación de Whatsapp en la que se menospreciaba gravemente a Javier Fernández y se plantaba un boicot a los galardones "Mierenses en el Mundo". Los premios se entregaron finalmente el pasado 24 junio sin presencia de la agrupación socialista local, la FSA y el SOMA. La dirección argumento que había delegado la representación en la edil Norma Rebollo, que de inmediato se desmarcó asegurando que acudía a título personal. Tras reprochar la actitud de la ejecutiva, acaba de presentar su dimisión.

Norma Rebollo está dolida con la actual cúpula PSOE de Mieres, partido al que pertenece desde hace 30 años: "Lo que me ha provocada esta frustración es, resumiendo, la falta de fraternidad. No en la bases, sino en la dirección del grupo municipal y del partido". La edil saliente hace un análisis directo y simple de su experiencia: "He vivido los recientes procesos de primarias como minoría en el grupo municipal. Como parte de la oposición perdedora, pasé de ser minoría a ser marginada, sobre todo a raíz de que llegara la actual dirección local. Esa es la realidad".

Norma Rebollo ha sido concejal durante algo más de dos años. Tras su reciente dimisión, ya han sido varios los compañeros de otros partidos los que la han llamado para mostrarle apoyo: "Cada cual tiene sus ideas, pero Norma es ante todo una persona agradable, educada y afable", destacó ayer una compañera de Corporación. Lo que parece claro es que ella no ha se ha sentido arropada por su partido: "Hay algo que me alegra de la marginación que he sufrido. Me alejó de las nuevas dinámicas que se han aceptado e instalado en esta organización y muy especialmente en Mieres. Me refiero a las faltas de respeto a compañeros y compañeras en redes sociales. Me decepciona, me frustra y me arrebata toda la ilusión". Rebollo lamenta haberse sentido empujada a dejar el Ayuntamiento: "No me incomoda representar unas siglas o a compañeros, a lo que me niego es a que se me identifique con los que hablaron de desprecio al Presidente y a una asociación de Mieres; con los que entienden que se debe decidir en una ejecutiva si se boicotea un acto en el que se le hará un reconocimiento a Javier Fernández". Rebollo finalmente considera que se quiere manipular la realidad: "No puedo estar junto a una secretaria general (Ana Cachero) que calló y otorgó y que luego me intentó utilizar para justificarse y negar la existencia de un boicot".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve