09 de julio de 2018
09.07.2018
 
Las consecuencias de la dimisión de Norma Rebollo

La fractura interna del PSOE complica la recomposición del grupo municipal

José Coble, que iba a ser nuevo edil, dejó el partido por los ataques a Javier Fernández: "No deberían haberse dicho cosas ni en público ni en privado"

09.07.2018 | 03:08
José Luis Coble, en primer término, junto a Armando Fernández Natal, último candidato socialista a la Alcaldía de Mieres.

El boicot a los "Mierenses en el Mundo" por premiar al presidente del Principado, Javier Fernández, que promovió a través de Whatsapp la agrupación socialista de Mieres, generó el pasado mes de febrero un terremoto cuyo posterior tsumani está azotando ahora a la dirección del partido. Tras el efusivo baño de masas que se dio Javier Fernández el día de San Xuan y la dimisión de la concejal crítica que se negó a ser utilizada como escudo para justificar la ausencia de la ejecutiva municipal, la FSA y el SOMA en el homenaje, el siguiente episodio plantea, casi con total seguridad, la renuncia del José Luis Coble a ocupar la vacante que ha dejado Norma Rebollo. El que fuera presidente del Club Atletismo Mieres y de la Sociedad Turonesa de Festejos (Sotufe) dejó el partido el pasado mes de febrero tras darse a conocer el boicot al Presidente. Aún así, al ser el siguiente integrante de la lista electoral, el acta de concejal sería suyo si lo reclama.

"Nadie del partido me ha llamado aún. Mi intención inicial es mantenerme al margen, pero antes de tomar una decisión definitiva quiero escuchar lo que me tiene que decir el partido; por cortesía ellos deben ser los primeros en conocer mi postura". Norma Rebollo acaba de dejar el Ayuntamiento haciendo constar su "frustración" y "decepción" ante el trato, a su juicio muy injusto, que le ha dispensado a ella y a otros afiliados la actual cúpula de la agrupación. A Coble le invadieron sentimientos parecidos en febrero: "Hay comportamientos que me molestan y con lo que no me siento cómodo. No se puede faltar la respeto a compañeros", apuntó ayer el que por turno debería ser el nuevo edil. "No quiero tomar partido, ya que tengo amigos en ambos lados y todos pueden tener parte de razón. Pero no entiendo que ciertas actitudes no se hayan cortado. La filtración del boicot a Javier Fernández fue la gota que colmó el baso. Cada cual puede opinar y pensar lo que considere oportuno, pero hay expresiones que no se deberían utilizar nunca, ni en público ni en privado. Todo aquello me resultó decepcionante". Coble, viendo la enorme fractura existente en el PSOE de Mieres, decidió en su momento dejar el partido tras cerca de diez años de militancia. "Yo llegué por amistad, sobre todo con el que fuera concejal de Educación, Fernando Herranz -ya fallecido-. Así que al sentirme incomodo decidí apartarme".

Si como todo indica José Luis Coble renuncia al acta del concejal, el turno saltaría a Ana Belén Prieto. A nivel interno se da casi por hecho que ésta también renunciará por motivos personales. Lo más probable es que finalmente sea Roberto Ordóñez quien se integre en el grupo municipal socialista. Se trata del primer secretario del SOMA en el pozo Nicolasa, por lo que el sector crítico desaparecería por completo de los órganos de representación del partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve