12 de julio de 2018
12.07.2018
 
Una nueva iniciativa de generación de empleo que pierde la comarca

Hunosa temió caer en la prevaricación si rebajaba más el precio de Reicastro a Asla

La empresa hullera duda que se pueda encontrar una oferta "más ventajosa" para el suelo y remarca que el proyecto fallido no ofrecía garantías de "solvencia económica"

12.07.2018 | 03:25
El cartel publicitario instalado en el polígono de Reicastro.

Asturiana de Laminados (Asla) sostiene que Hunosa no dio las facilidades suficientes para allanar su desembarco en Reicastro, obligando a la empresa a trasladar su nuevo proyecto empresarial (Asludium), con sus cien empleos, a Carrocera (León). La hullera replicó ayer situando su explicación en las antípodas de lo afirmado por Asla. Haber rebajado más el premio del suelo hubiera supuesto, según la compañía pública, "correr el riesgo de incurrir en una prevaricación". Además, Hunosa remarcó que la venta de los terrenos debe ir aparejada a un proyecto con garantías y, en el caso de la iniciativa planteada por Asla para Reicastro, aún quedaban por despejar "dudas fundamentales", como "la solvencia económica, la estructura societaria y los avales" .

Hunosa detalló ayer parte de los contenidos de la negociación finalmente fallida. Para empezar estableció en 2.585.454,26 euros la última tasación de los terrenos de Reicastro, aclarando que se optó por la valoración "más favorable para el comprador". Asla había apuntado previamente que el coste de la operación ascendía a 3 millones, pero Hunosa aclaró ayer que esta cantidad surge de incorporar a la operación el llamado Chalé de los Geólogos, situado en la otra punta de Ujo y que actualmente ocupa Sadim Inversiones. A última hora, Asla pretendía que Hunosa asumiera también el coste de la reorganización de los viales, estimado en otro millón de euros. Al final, Hunosa le reclamó a la empresa de laminados de aluminio un precio de 33,43 euros por metro cuadrado: "Si se tiene en cuenta que el suelo está urbanizado, equipado con red de agua, saneamiento, luz de alta y baja tensión, transformadores en las parcelas, red de telefonía y canalización de gas, además de su localización al pie de la red de autopistas, estamos ante uno de los suelos más competitivos de Asturias", señaló ayer Hunosa. La compañía pública duda que, en una valoración global, "se puedan encontrar ofertas más ventajosas en el entorno".

Hunosa quiso subrayar ayer que es la propia empresa la primera interesada en asentar proyectos empresariales "solventes" en su suelo industrial. "Con ese fin hemos llevado a cabo las inversiones millonarias necesarias para desarrollar los polígonos y varias campañas publicitarias para promocionar la venta del suelo. De esta forma, en las últimas décadas, se han alcanzado acuerdos de venta de terreno industrial con decenas de empresas". Ahora bien, Hunosa recordó que "la decisión última sobre la ubicación de los proyectos es de los promotores, al igual que la decisión de generar todo tipo de expectativas sobre posibles localizaciones".

Hunosa quiso dejar ayer muy claro que hay unos límites legales y normativos que acotan los escenarios de acuerdo para el desarrollo de proyectos empresariales: "La venta de suelo público está obligada a seguir unos cauces legales determinados por un procedimiento reglado por nuestro accionista universal que no se puede obviar. Dada la experiencia cosechada en los últimos años con algunos proyectos por todos conocidos, estamos obligados a extremar las cautelas y seguir escrupulosamente los cauces legales que regulan este proceso".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve