Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Europa deja en manos de cada país incluir el carbón en su plan energético

La Comisión Europea apuesta por un programa flexible para cada Estado hasta 2030

La Comisión Europea ha propuesto el diseño de un plan nacional energético flexible para cada país hasta el año 2030, en el que el carbón pueda mantenerse en el mix energético, y que recoja el impacto social y económico en los territorios para garantizar la transición energética. Esta propuesta estaría acompañada de estrategias para la creación de empleos alternativos en las comarcas mineras. Esto quiere decir, que cada país sería el que decidiera si incluir o no el mineral dentro de sus planes energéticos a medio plazo.

Eso sí, en el caso de España, los planteamientos europeos solamente permitirían salvar las térmicas, aunque no las minas, con la legislación vigente. La propuesta de la CE habla exclusivamente de la quema de carbón, pero en ningún momento plantea la posibilidad de modificar la Decisión 787 de 2010, por la que las minas que hayan recibido ayudas a la extracción de mineral, es decir, casi todas las españolas, han de devolverlas para seguir operando.

Estas propuestas se pusieron sobre la mesa durante las jornadas de trabajo de la Plataforma para las Regiones del Carbón en Transición creada desde la Comisión Europea, celebradas esta semana. En su ponencia sobre transición energética justa para los territorios mineros, Paula Pinho, jefa de la Unidad de Coordinación de Política Energética de la Comisión, aclaró que a cada país se le pide que presente hasta final de año un primer proyecto de Plan Nacional que diseñe el mix energético hasta 2030. El plan debe dotarse de flexibilidad y en caso de tener carbón hay que reflejar cómo se va a hacer esa transición, si se va a mantener o no y las políticas y medidas que piensa movilizar el Gobierno para asegurar la transición justa.

Compartir el artículo

stats