Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una planta venenosa para el ganado, nunca vista en Asturias, invade Brañagallones

Un informe de la Universidad de Oviedo recomienda la erradicación por su toxicidad de la "Jacobaea erucifolia", que pudo llegar de León con el heno

Una planta venenosa para el ganado, nunca vista en Asturias, invade Brañagallones

Una planta venenosa para el ganado, nunca vista en Asturias, invade Brañagallones

El concejo de Caso se ha enfrentado en los últimos meses a todo tipo de problemas y retos. Primero, a un duro invierno, con nevadas abundantes, que trajo consigo cortes de las carreteras y del suministro eléctrico que dejaron sin luz a pueblos durante días. Después, el "argayón" de Anzó, que cortó el Corredor del Nalón, la principal vía de entrada al concejo y que obligó a habilitar un acceso especial y provisional. Cuando parecía que los problemas se iban solucionando, al sector ganadero le ha salido un nuevo enemigo en Caso (además del lobo). Se trata de la "Jacobaea erucifolia", una planta herbácea conocida con el nombre de azuzón de la que hasta ahora "no se tenía constancia en Asturias" y que ha colonizado por completo la vega de Brañagallones. El problema está en que se trata de una planta tóxica, "venenosa para el ganado", tal y como recoge el informe encargado por el Ayuntamiento de Caso a la Universidad de Oviedo para saber a qué se enfrenta. En cualquier caso, "no se puede ser alarmista". De momento, parece que el ganado apenas la consume.

El alcalde de Caso, Miguel Fernández, explicó que la planta ha aparecido este año en Brañagallones, una de las principales áreas de pastos del concejo y del parque natural de Redes. "No sabíamos si era invasora o no, y por eso pedimos que se realizara un informe". El estudio lo realizó el catedrático de Botánica de la Universidad de Oviedo Tomás Emilio Díaz. No está catalogada como invasora, porque está asentada en zonas como León, Burgos y Palencia, pero según el documento "hasta la fecha no se tenía constancia de su presencia en Asturias". Además, es tóxica para los animales que pastan en la braña. "No queremos caer en el alarmismo, porque de momento no ha pasado nada. Pero se trata de una planta nociva y estamos analizando qué se puede hacer".

El informe señala que la "Jacobaea erucifolia" es "tóxica para la mayoría de los mamíferos (incluido el hombre), ya que contiene alcaloides (pirrolizidina) y lactonas sesquiterpénicas que afectan principalmente al hígado, y tiene un afecto acumulativo". Sólo los conejos y algunas aves son inmunes a estas toxinas. "Resulta ser una planta venenosa para el ganado", advierte el documento, que apunta también que la planta se utiliza en "medicina popular".

El catedrático en Botánica recomienda "por su carácter tóxico, sobre todo para el ganado", proceder a "su erradicación de la zona mediante métodos mecánicos". "No parece adecuado utilizar herbicidas en una zona protegida" como es el parque natural de Redes. El informe también apunta hacia el posible origen de esta "invasión" de Brañagallones. "Si bien no se sabe con certeza cómo se ha podido producir la 'invasión', cabe suponer, como proceso más lógico, que los frutos de la planta llegaron mezclados con el heno procedente de los prados del norte de Castilla y León". Una hierba que en algunas épocas del año "sirve de complemento alimentario al ganado vacuno de la zona".

La "Jacobaea erucifolia" es una herbácea perenne, "robusta", de hasta 1,2 metros de alto, con olor algo desagradable -que de momento parece hacer que no sea muy atractiva para el ganado-, casi leñosa en la base, con flores de color amarillo dorado. Un nuevo problema para el concejo de Caso y para sus ganaderos, que en las últimas semanas han tenido muchos problemas con los ataques del lobo, que en algunos casos se han cebado con los rebaños. A un mismo ganadero, señaló Miguel Fernández, en diez días "le comieron siete xatos".

Compartir el artículo

stats