Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alcalde da "tiempo" al nuevo Gobierno para abordar el retraso del soterramiento

Jesús Sánchez se dirigirá a la actual presidenta del Adif para analizar el calendario de instalación de las vías tras incumplirse los plazos fijados

Un tren parado en la estación de Feve de Sama, junto a la zona por la que circularán los convoyes cuando se hayan instalado las vías.

Un tren parado en la estación de Feve de Sama, junto a la zona por la que circularán los convoyes cuando se hayan instalado las vías. FERNANDO GEIJO

El alcalde de Langreo, Jesús Sánchez, aseguró que dará "tiempo" al nuevo Gobierno central, del PSOE, para que "se asiente" antes de reclamar que se analice el calendario previsto para ejecutar las obras que restan para que los trenes puedan circular por el tramo soterrado de Langreo. Los plazos fijados por el anterior presidente del Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), Juan Bravo (PP), en septiembre de 2017, durante una visita a la zona, han quedado desfasados. La licitación de la obra de instalación de las vías, la catenaria y la señalización estaba prevista para el pasado mes de marzo y el inicio de los trabajos para agosto.

El regidor ha analizado estas semanas el estado de la tramitación con el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, que estuvo en contacto con responsables del Gobierno central. "Me ha comentado que la tramitación sigue su curso", apuntó Jesús Sánchez, para destacar a continuación que ya se acumulan retrasos. El Alcalde indicó que, una vez transcurra un tiempo prudencial, se dirigirá a la presidenta del Adif, Isabel Pardo, para "analizar la situación administrativa" de la segunda fase de las obras de soterramiento de las vías de la antigua Feve en Langreo. El calendario trasladado hace un año apuntaba a marzo del próximo año para que los convoyes de la línea Gijón-Laviana pudiesen circular en pruebas por el tramo soterrado. El presupuesto de las obras de la superestructura ferroviaria asciende a 20,5 millones de euros.

El Adif abrió a finales de mayo, antes del cambio de gobierno, el periodo de información pública del listado de bienes afectados por las obras. Expropiará 2.599 metros cuadrados y ocupará temporalmente otros 8.923 metros cuadrados. Al proyecto de colocación de las vías, la electrificación y la señalización, que tiene un coste de 15.123.409 euros, se le unirán los trabajos de las instalaciones de seguridad y telecomunicaciones, que costarán 5,4 millones de euros. El proyecto se desarrollará en un tramo de 3.226 metros de la línea Gijón-Laviana.

Una vez se ejecute esta segunda fase de las obras quedará un último bloque de trabajos. Se centrará en la urbanización de los terrenos liberados con el soterramiento de las vías de la antigua Feve. Esta actuación será ejecutada por el Principado, que ya acometió la obra civil.

Compartir el artículo

stats