Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bono conjunto para esquiar se mantiene pese a los conflictos entre Asturias y León

El Principado y la Diputación ofrecerán el paquete único, aunque las posiciones para la fusión de Fuentes y San Isidro están muy alejadas

La estación de Fuentes de Invierno, la pasada temporada, con sus pistas repletas de nieve.

La estación de Fuentes de Invierno, la pasada temporada, con sus pistas repletas de nieve. FERNANDO GEIJO

En toda relación hay altibajos. Algunos más profundos que otros. Y es el que están atravesando las administraciones de Asturias y León en lo que a la gestión de las estaciones de esquí se refiere. Cuando todo estaba listo para que el matrimonio entre Fuentes de Invierno y San Isidro se celebrase, dando lugar a una de las estaciones más potentes del norte de España, todo se rompió. La pareja no se quería ni ver. Pero aún hay vínculos que los unían. Y como muestra de que el futuro pasa inexorablemente por que esa unión se produzca, tanto el Principado como la Diputación leonesa han decidido mantener para la próxima temporada los descuentos y forfaits que crearon hace tres campañas para potenciar el esquí en ambas provincias.

Según ha podido saber este diario, pese a que el desacuerdo en torno al pago por la línea eléctrica de San Isidro es total, las administraciones regionales no quieren desandar el camino hecho, y han optado por mantener el forfait "Cuatro días, cuatro estaciones". Se trata de un pase que permite al usuario esquiar una jornada en cada complejo de Asturias y León (Pajares, y ofrece un quinto día gratuito en la estación que el usuario escoja. Además, también se mantendrán los descuentos en los forfaits para los que visiten una estación distinta a la de su abono.

No deja de ser un gesto, pero da a entender que tanto León como Asturias tienen claro que la unión entre las estaciones de San Isidro y Fuentes de Invierno no se puede demorar. El salto cuantitativo y cualitativo que daría la zona para competir al máximo nivel con grandes complejos españoles y europeos sería muy importante. Pero la realidad es que ninguno de los dos Gobierno está dispuesto a ceder.

León quiere que Asturias pague seis millones de euros por la línea eléctrica construida en San Isidro y que alimenta la estación leonesa y los edificios y urbanizaciones adyacentes. Debería dar energía también a Fuentes de Invierno, pero de momento no es así. La Diputación entiende que el Principado debe hacerse cargo de la mitad de la obra (costó 12 millones), ya que afirman que en su momento hubo un compromiso -nunca firmado- de la administración asturiana para abonar el 50% del tendido.

Pero el Principado no está dispuesto a abonar más de lo que le necesita para funcionar la estación. Es decir, pagar lo estipulado en el convenio de resarcimiento que la Diputación firmó con Iberdrola, y ni un euro más. Y esto pasaría por abonar 1,5 millones de euros para contratar un megavatio de potencia -con 0,6 megavatios sería suficiente para garantizar el funcionamiento de Fuentes-, además de pagar las obras de conexión. Opción que no contempla León.

Ese conato ha provocado un bloqueo total en las negociaciones entre ambas provincias para avanzar en la unión de Fuentes y San Isidro, ya que la Diputación lo condiciona todo al pago de la línea eléctrica. Sin embargo, en Asturias no se dan por vencidos y quieren seguir negociando para lograr un acuerdo que permita constituir la sexta estación más grande de España.

Y es que la unión Fuentes-San Isidro, junto con una expansión proyectada en el complejo asturiano, daría como resultado una estación con más de 60 pistas, más de una veintena de remontes y más de medio centenar de kilómetros para los esquiadores.

El complejo resultante de la fusión de Fuentes de Invierno y San Isidro se pondría, en superficie máxima esquiable, al nivel de Candanchú (50,06) o Astún (50 kilómetros). Solamente se vería superada por los grandes complejos del Pirineo Catalán y por Sierra Nevada. Así, el ranking de estaciones por superficie esquiable quedaría encabezado por Formigal-Panticosa (176 kilómetros), Baqueira-Beret (146 kilómetros), Sierra Nevada (105), Cerler (79), La Molina (61) y ya el binomio astur-leonés con sus más de 51 kilómetros de pistas. Bien merece la pena el esfuerzo para entenderse.

Compartir el artículo

stats