06 de diciembre de 2018
06.12.2018
El intento de robo en una oficina bancaria

Desarmados y sin violencia: así se libran de la cárcel los ladrones del banco de Lena

Los tres detenidos quedan en libertad porque "calcularon" un hurto, pero su modus operandi no fue sagaz: actuaron a veinte metros de la Policía Local

06.12.2018 | 02:54
Pedro J., esposado y custodiado por un agente, cuando llegaba al Juzgado de Lena para declarar.

Desarmados, sin violencia y sin resistirse. Los tres detenidos por intentar robar en un banco de Pola de Lena tenían muy bien calculada su estrategia para que su delito se tipificara como hurto y conseguir, como así ocurrió ayer tras prestar declaración en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, quedar en libertad si los apresaban. Lo que no calcularon tan bien, y aún ayer sorprendía a los vecinos, fue su modus operandi: actuaron en la oficina más próxima a la comisaría de la Policía Local, a unos escasos treinta metros. No es de extrañar, por tanto, que los detuvieran en unos minutos. Dos de los detenidos, Pedro J. y Alberto H., estaban en búsqueda y captura por cometer delitos similares en Astorga y Santander. Ella, María Rosario del Carmen R., no tenía antecedentes.

"No es la primera vez que lo hacen, pero no son una banda organizada". Así de claro habló el abogado de los tres detenidos -todos de nacionalidad cubana, pero residentes en Madrid y Ciudad Real-, Pedro María Maeso, antes de entrar al juzgado. Él viajó desde Ciudad Real para asistir a sus representados. Son clientes habituales: "Alberto y Pedro estaban en búsqueda y captura", aseguró el abogado. Alberto H. cometió otro delito similar, aunque en un cajero, en Santander. Luego, junto a Pedro H., también actuaron en Astorga. Además, entre los dos suman más de catorce detenciones. Hay cerca de trescientas personas cometiendo este tipo de delitos -hurtos "por despiste"- en Madrid, comentó el abogado.

Ellos tenían antecedentes, ella no. Pero lo cierto es que, en Lena, no estuvieron muy acertados. Ensuciaron un cajero y llamaron a una empleada para que lo limpiara. Sin tener en cuenta que, dentro del banco, había otros tres empleados más. Y que la comisaría de la Policía Local estaba a unos escasos treinta metros de distancia. Así que, cuando intentaron salir llevándose cerca de 500 euros de la caja, la trabajadora al frente de la oficina bloqueó la puerta: "De aquí no salís hasta que venga la Guardia Civil", les increpó, según el informe policial al que tuvo acceso este diario.

Los agentes de la Policía Local llegaron unos minutos después de que la empleada pulsara la alarma: "Contra la pared". Y ellos obedecieron y no fueron violentos en ningún momento.

Eso sí lo tienen bien estudiado para que la pena sea poca. La jueza de guardia, en la sala de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pola de Lena, falló que quedaran en libertad con cargos por hurto. Una sentencia de acuerdo al Ministerio Fiscal. Tendrán que personarse los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado. En el que quieran, no hace falta que sea en Pola de Lena. Entraron esposados, tras una noche de diligencias, caminando tranquilos. Salieron totalmente libres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve