03 de enero de 2019
03.01.2019
El incierto futuro de las comarcas carboneras

La implantación de empresas recibirá con limitaciones 35 millones del Gobierno

El Ejecutivo mantiene las restricciones de la convocatoria, que excluye al sector servicios aunque con algunas excepciones, como el turismo rural

03.01.2019 | 01:01
Parcelas en el polígono industrial de Argame, en Morcín.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha esperado al inicio del nuevo año para hacer pública la convocatoria de ayudas para proyectos generadores de empleo en las comarcas mineras correspondiente al ejercicio 2018. En esta ocasión, el Ejecutivo central destinará 35 millones de euros -cinco millones menos que le año pasado-, separando las convocatorias de grandes y pequeños proyectos. Eso sí, como en las convocatorias anteriores, se mantienen las restricciones que excluyen al sector servicios. Eso sí, hay excepciones como compañías con actividad relacionada con el turismo rural, el ocio, el medio ambiente y el tiempo libre.

La convocatoria para grandes proyectos cuenta con un presupuestos inicial de 12,9 millones de euros, ampliable por otros 17,1 millones. Es decir, destina 30 millones de euros. Los cinco millones restantes serán para pequeños proyectos de inversión, denominados también "minimis". Ambas tienen como objetivo "promover la localización de proyectos de inversión empresarial en las zonas de la minería del carbón y su entorno con el fin último de generar actividades económicas alternativas a la minería del carón, con la consiguiente generación de puestos de trabajo y mantenimiento de los ya existentes en dichas zonas, para incentivar su desarrollo considerando su condición de regiones desfavorecidas, y de esta manera promover un desarrollo armonioso y equilibrado, de conformidad también con las recomendaciones del Comité de las Regiones de la Unión Europea".

El plazo para presentar las solicitudes es de dos meses contados desde hoy. Quedan excluidos los sectores del acero y las fibras sintéticas, así como la pesca, la acuicultura, la agricultura y el sector del transporte. La única excepción es la transformación y comercialización de productos agrícolas en productos no agrícolas. Otros sectores que tampoco pueden acceder a la subvención son el energético y el aeroportuario. También se excluye actividades de exportación y el sector servicios. Esto incluye bares, restaurantes, concesionarios de coches, comercios minoristas, lavanderías, peluquerías, tintorerías, despachos profesionales y consultoría, empresas de promoción de vivienda o suelo, inmobiliarias, empresas de construcción, agencias de colocación o trabajo temporal y empresas de apuestas. Las únicas excepciones a la norma son compañías cuya actividad esté destinada a facilitar servicios industriales a las empresas, y actividades relacionadas con el turismo rural, el ocio, el medio ambiente y el tiempo libre, así como proyectos de innovación y nuevas tecnologías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve