05 de enero de 2019
05.01.2019
ÚLTIMA HORA
Copa de baloncesto: Barcelona-Valencia, Madrid-Estudiantes, Baskonia-Joventut y Tenerife-Unicaja

Los pescadores preparan en Aller 600.000 huevas de trucha para la repoblación

"El Maravayu" trabaja estos días en el laboratorio de Molín Peón con 250 reproductoras de fario

05.01.2019 | 01:12

La Asociación Allerana de Pescadores "El Maravayu" acaba de iniciar la campaña de desove de truchas en su laboratorio de Molín Peón, situado en la localidad de El Pino. El objetivo es poder obtener del orden de 600.000 alevines de trucha de la variedad fario para ser utilizados posteriormente en las repoblaciones de los ríos alleranos durante el año.

Las huevas, según explicó el director de el laboratorio, Manuel Faya, se están obteniendo de las 250 reproductoras que se encuentran actualmente las instalaciones. "Trabajamos con procedimientos artesanales para tratar de lograr un mayor rendimiento. Posteriormente la hueva se limpia y trata, colocándola en bandejas especiales en ausencia de luz que controlamos a diario para eliminar los huevos que presenten algún tipo de malformación o anomalía", apuntó Faya.

Los pescadores actúan con especial mimo para que todo salga bien. "En general, en estas circunstancias, mantenemos las huevas del orden de cincuenta y cinco días, tiempo en el que juega un papel determinante para la eclosión la temperatura del agua". Manuel Faya destaca que una vez lo alevines rompen los huevos, el trabajo sigue adelante: " Hay que cuidarlos hasta que alcancen tamaños de mas de cinco centímetros para ser usados en las repoblaciones".

En las tareas de repoblación, "El Maravayu", como entidad colaboradora de la Consejería de Medio Ambiente, cuenta con el asesoramiento técnico y personal, disponiendo a su vez de vehículos cisterna habilitados para las tareas.

Este colectivo repobló el año pasado los cauces del concejo y el río de Turón (Mieres) con 511.000 alevines de trucha. Se trata de una iniciativa que lleva ya años en marcha, pero que en la pasada edición se abordó con los ánimos bajos: los pescadores denuncian la falta de controles en la población de cormoranes y "la escasa ayuda económica" de la Administración regional. Factores que influyen en una merma de la población de trucha y que impiden "captar" jóvenes pescadores en el municipio.

Críticas que sobrellevan y que se suman a "la falta de un cambio generacional". Según la entidad, "se ve poca gente joven en las orillas de nuestros ríos". Y la principal razón es, a su juicio, "el descenso importante de truchas en los cauces". Un decrecimiento confirmado desde el Principado y que deja un balance aún menos esperanzador: si bien el número de peces es menor, el descenso es más acusado en las truchas mayores de 20 centímetros. Los pescadores señalan a los cormoranes como principales culpables.

A esto se suma "la escasa ayuda económica" de la administración regional para las asociaciones de pescadores. Tanto es así que los alevines que salen de Molín Peón tienen un precio, estimado desde el Principado, "demasiado bajo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve