24 de enero de 2019
24.01.2019
La Nueva España

Lena implanta un protocolo contra robos e instalará una alarma en Campomanes

El Ayuntamiento y la Policía Local pondrán en marcha un plan para "evitar en la medida de lo posible" los asaltos y los actos vandálicos

24.01.2019 | 02:42
Una de las aulas en las que entraron los ladrones y se llevaron los ordenadores.

Lena pondrá en marcha un protocolo de actuación para evitar actos vandálicos y robos en los centros educativos del concejo. Entre otras medidas, supondrá a instalación de una alarma en la sede del CRA Lena (Campomanes). En este colegio se produjo, hace unos días, un robo. Los ladrones se llevaron portátiles y otros aparatos electrónicos, valorados en más de 8.000 euros. El plan de actuación cuenta con la colaboración de la Policía Local.

La alcaldesa de Lena, Gema Álvarez (IU), explicó ayer que este plan "se acordó con los directores de los colegios públicos del concejo". Se trata de un proyecto para "homogeneizar las medidas de seguridad en dichos centros para evitar, en medida de lo posible, futuros actos vandálicos o robos como el que tuvo lugar en Campomanes".

El centro de Campomanes tuvo "un aviso" antes del robo. Según la dirección, "alguien había entrado unos días antes, porque aparecieron unas colillas. No presentamos denuncia porque no se llevaron nada y no se produjo ningún daño". Unas noches más tarde, y después de que se informara de lo ocurrido a las autoridades, sí hubo pérdidas.

Los ladrones, según la investigación, accedieron al interior del colegio a través de una ventana del primer piso del centro escolar. Según la denuncia, se llevaron ocho portátiles, cuatro tablets convertibles y libros. También una cafetera de cápsulas que había en la sala de profesores. "Este robo perjudicará nuestro día a día en las aulas, ya que nuestro método educativo es eminentemente tecnológico, con pizarras digitales, tablets y portátiles", explicó el director, Alejandro Collantes. El responsable del centro había criticado la falta de respuesta del Ayuntamiento ante "los problemas de seguridad en el colegio".

La respuesta llega ahora. El plan que la Alcaldesa propuso a los directores consiste en "consensuar unas medidas de seguridad para evitar o aminorar los daños en caso de posibles robos o actos vandálicos".

Más recursos. Además de la instalación de una alarma con sensores en el colegio de Campomanes, también se revisarán las alarmas de los centros Vital Aza y Jesús Neira. La alarma de este último colegio, según Gema Álvarez, tiene más de veinte años de antigüedad.

El papel de la Policía Local será velar por la seguridad y redactar un protocolo que seguirán todos los centros educativos. Se trata de un documento que incluirá una serie de recomendaciones y consejos para los centros. Estos incluyen dejar bajo llave los aparatos y objetos de valor, como portátiles. Además, se intensificará la vigilancia en algunos centros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook