25 de enero de 2019
25.01.2019

"El peso y la edad gestacional son claves para el diagnóstico de los bebés"

25.01.2019 | 02:44

Daniel Mata es el jefe del servicio de Pediatría en el hospital Álvarez-Buylla de Mieres. Los bebes nacidos antes de que el embarazo llegue a término son atendidos en el HUCA pero, a preguntas de LA NUEVA ESPAÑA, el doctor explica los principales obstáculos a los que se enfrentan los bebés prematuros tras su nacimiento.

Todos son "pequeños guerreros", pero cada situación es distinta. El este punto, el pediatra diferencia entre "grandes prematuros" y "prematuros tardíos". La fecha a término de un embarazo cumple a las 37 semanas, pero un parto puede suceder ya a partir de las 24 semanas. Trece semanas que marcan una gran diferencia: "La edad gestacional, el peso al nacer y las circunstancias de la gestación son claves para valorar a un bebé", aseguró el doctor Daniel Mata.

Los "grandes prematuros" son los nacidos poco después de la semana 24 de gestación. Estos pequeños suelen tener problemas respiratorios e infecciosos. Una vez atendidos y superados, aparece el segundo problema que comparten con los "prematuros tardíos" (nacidos tras más de 28 semanas de gestación): la alimentación. "Son bebés con un bajo peso y, en ocasiones, presentan problemas para tolerar la comida". En estos casos es necesario tomar medidas, que casi siempre son "muy poco invasivas". En todos los casos, preocupan los posibles daños neurológicos. Es una posible complicación en la que los expertos se vuelcan. Cada vez son menos los niños prematuros que sufren secuelas, según el doctor. Además, en muchos casos, desaparecen durante los primeros años de vida.

Papás y mamás viven momentos duros y esperan ansiosos a que los pequeños puedan estar, al fin, en casa. El tiempo de ingreso también variará mucho en función de los factores anteriormente descritos. Un bebé prematuro que nació con peso muy bajo puede requerir de un ingreso de meses. Los prematuros tardíos, en ocasiones, sólo pasan unos días en la incubadora antes de estar listos para que los abrace su familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído