01 de febrero de 2019
01.02.2019

Robles: "Todos los niños creíamos que ibamos a Inglaterra por tres meses"

Miguel Ángel Fernández presentó su libro "Paco Robles: el niño vasco de Mansilla de las Mulas"

01.02.2019 | 03:07
Antón Saavedra, Paco Robles y José Ángel Fernández.

La Casa de Cultura "Alberto Vega" de La Felguera se quedó pequeña para acoger al numeroso público que no quiso perderse la presentación del libro "Paco Robles: el niño vasco de Mansilla de las Mulas", del que es autor el langreano Miguel Ángel Fernández. El acto, organizado por la tertulia langreana "Encuentros" con la colaboración del Ayuntamiento de Langreo y el Club LA NUEVA ESPAÑA en las Cuencas, contó con la presencia del protagonista de la obra, aquel niño que se vio obligado a dejar España en un barco rumbo a Inglaterra y que hoy cuenta con 92 espléndidos y lúcidos años.

Antón Saavedra, miembro del colectivo organizador, abrió el acto y lo hizo destacando que "el libro que hoy presentamos trata de las vivencias de un hombre cuya niñez fue arrancada por la violencia y crueldad de una guerra fruto de un alzamiento militar. pero tengo claro que su autor también pretende hacer una llamada a la reflexión para quienes no se preocupan por las modernas masacres aéreas en los distintos países del mundo como Siria, Gaza, Libia o Yugoslavia". El sindicalista explicó que "el 26 de abril de 1937 tuvo lugar un acontecimiento que cambiaría el modo en que la guerra en España era percibida desde el exterior y que llevaría al gobierno británico a variar ligeramente sus posiciones tras el bombardeo de Guernica".

El hecho de que una fuerza aérea bombardeara premeditadamente un objetivo no militar afectó a la opinión pública británica de tal manera que el gobierno se vio obligado a reconsiderar su postura no intervencionista y, a pesar de su firme oposición inicial, a aceptar refugiados y finalmente aprobó una limitada evacuación de niños vascos con la única condición de que no se utilizara ningún tipo de fondos o recursos públicos para la manutención de la operación, siendo ésta organizada por grupos tan diversos como los sindicatos de mineros y otros comités de ayuda.

Paco Robles recordó que "el 21 de mayo de 1937 salimos casi cuatro mil niños y niñas desde el puerto de Santurce hacia Southhampton y desde allí nos repartieron por todo el Reino Unido". Robles, que no olvida la imagen de su madre llorando al despedir a sus hijos (él viajaba con su hermana), aseguró que tanto los padres como los niños creían que se iban tan solo "por tres meses", y rememoró el viaje en el barco con una lucidez asombrosa. "Nos metieron donde las calderas, había niños de 5 a 15 años y, aunque los marineros se portaron muy bien y nos daban pan y pastelillos, teníamos el estómago dando vueltas". Paco se quedó a vivir en Inglaterra y tardó en poder volver a su tierra, acusado de prófugo y tratado como exiliado político.

"No deja de ser tremendo que se le acuse a un niño de 10 años de ser agitador político", apuntó Miguel Ángel Fernández. El autor subrayó que "Paco es el paradigma del refugiado: solo, indefenso y viajando atemorizado huyendo de las bombas, algo muy similar a lo que ocurre hoy, con millones de personas escapando de una muerte segura". Fernández manifestó que con este libro ha pretendido "hacer un alegato contra la desmemoria porque parece que se nos ha olvidado la masacre que se llevó a cabo en España y es necesario que aquella barbarie sea recordada para que no vuelva a repetirse jamás".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve