05 de febrero de 2019
05.02.2019

Deportes ve "intolerable" la huelga de Pajares y culpa del bloqueo a la plantilla

El consejero Genaro Alonso afirma que la acción de los trabajadores fue "desproporcionada" y los acusa de taponar los accesos y pinchar vehículos

05.02.2019 | 02:59
Genaro Alonso, a la izquierda, junto a Vicente Domínguez, ayer.

El desmesurado alcance que ha tenido la huelga laboral del pasado sábado en Pajares, y sus efectos sobre la caótica jornada dominical, convirtieron ayer la Consejería de Educación y Cultura en una caja de resonancia. Su titular, Genaro Alonso, tuvo que improvisar al mediodía una comparecencia pública para intentar explicar por qué durante 24 horas permanecieran incomunicadas 200 personas en Branillín. Culpó directamente a los trabajadores, calificando de "intolerable" su comportamiento durante la huelga. Acusó sin tapujos a la plantilla de provocar premeditadamente el "bloqueo" de la estación lenense.

"Respetamos el derecho a la huelga, si bien se puede entender que en este caso haya sido desproporcionada", remarcó el Consejero ante de entrar en detalles. Para empezar aclaró lo obvio. "El domingo no había huelga". En este caso, la aclaración puede entenderse como pertinente. Y es que la parálisis del sábado provocó, al coincidir con una copiosa nevada, que el temporal campase a sus anchas sin oposición. El acceso de cerca de dos kilómetros que conecta la estación con la carretera general quedó enterrado bajo metro y medio de nieve. La estación no pudo abrir el domingo y el complejo quedó incomunicado durante 24 horas muy tensas.

Genaro Alonso subrayó ayer que los trabajadores deberían haberse incorporado a sus puestos a las doce de la noche del sábado, al expirar la convocatoria de huelga. Se encontraron entonces con los accesos cortados: "En se momento comunicaron la imposibilidad de acceso a la estación", apuntó el Consejero. La Administración entiende que la plantilla colaboró activamente a generar el caos. "Queremos remarcar que resultan inadmisibles las acciones de bloqueo que se detectaron, como el amontonamiento de nieve y el pinchazo de las ruedas de un vehículo de la estación. Estos comportamientos son intolerables y ya existe una denuncia ante la Guardia Civil", subrayó Alonso.

De las manifestaciones del Consejero se desprende que los trabajadores de Pajares, o al menos una parte de ellos, hicieron todo lo posible para que la jornada de paro del sábado dificultase el normal desarrollo de la del domingo, como así sucedió. En este punto hay coincidencia con el sentir de los clubes deportivos de Valgrande. La plantilla se defendió ayer. "La responsabilidad de lo sucedido es únicamente de la administración y de la dirección de la estación que no determinó ningún tipo de servicios mínimos". Los empleados emplazaron al Principado a "aportar una solución al problema finalizando el conflicto, más desde el reconocimiento por parte del Consejero de que los trabajadores tienen la razón". Hay que recodar que la convocatoria de huelga se debe a la tardanza en la entrega de la ropa de trabajo invernal. El Consejero asumió ayer este retraso, pero indicó que la ropa actual tiene "tres meses de uso" y "es de lo mejor del mercado". En cuanto al seguimiento de la huelga, la plantilla recomienda a la administración regional "no manipular la información, ni caer en la tentación de valorar intenciones de acudir al trabajo".

De momento, los trabajadores mantienen la convocatoria de huelga prevista para el próximo viernes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve