Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Langreo tiene que despedir a 21 interinos al admitir el Juzgado una demanda de UGT

El gobierno critica al sindicato por la impugnación, que obliga a recurrir a promoción interna para la mitad de las plazas previstas para consolidación

Una de las protestas celebradas por trabajadores municipales antes de iniciar el encierro.

Una de las protestas celebradas por trabajadores municipales antes de iniciar el encierro. FERNANDO GEIJO

Veintiún empleados interinos del Ayuntamiento de Langreo perderán su trabajo y no podrán optar de nuevo a la plaza que ocupan actualmente tras la sentencia dictada a raíz de la impugnación de la oferta público de empleo por parte de UGT. "Son 21 despidos y será UGT, ya que presentó

El fallo del Juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Oviedo estimó parcialmente la demanda de UGT, obligando al Consistorio a que para la mitad de las plazas que se iban a convocar para la consolidación en turno libre "se haga una promoción interna" para personal del Ayuntamiento, apuntó la edil. "Es una irresponsabilidad sindical absoluta", remarcó Paula Díaz, que instó a UGT a que "decir legítimamente cuáles eran las pretensiones que tenía cuando presentaron la demanda". "Cuando impugnaron la oferta pública de empleo sabían que probablemente tendrían este resultado", dijo la concejala de Personal.

"Esta situación es demoledora para las expectativas de los trabajadores que llevan en el Ayuntamiento, en algunos casos, desde antes de 2005", añadió la edil del equipo de gobierno integrado por IU y Somos. Esta sentencia se tiene que hacer efectiva "en el menor tiempo posible", dijo, pero antes el Ayuntamiento tiene que decidir qué plazas son las afectadas y qué empleados interinos dejarán de trabajar, no pudiendo además presentarse para ocupar esas plazas. Además, el Consistorio tendrá que hacer frente a indemnizaciones, que serán, resaltó Paula Díaz, "en algunos casos altas porque alguno de los trabajadores afectados lleva muchos años en el Ayuntamiento".

Las plazas incluidas el pasado año dentro de la oferta pública de empleo, incluyendo las de turno libre, eran 51. De ellas, 21 tienen que ser de promoción interna. Entre las que pueden resultar afectadas figuran dos plazas de trabajadores sociales, doce de operarios de servicios, tres de educador de familia, cuatro de educador animador, dos de técnico de informática, siete de auxiliar administrativo, un puesto de operario de cementerios, tres de oficial mecánico, otros tantos de oficial electricista, un oficial jardinero y otro de oficial albañil, una plaza de conserje, y otra de delineante, de técnico de actividades físico deportivas y de biólogo, según repasó la concejala delegada de Personal.

Acuerdo inicial

Tanto la oferta pública de empleo de 2018 como la de 2017 y 2016 formaban parte del plan operativo puesto en marcha por el equipo de gobierno municipal. "Las dos anteriores no dieron problemas pero en ésta última UGT decidió impugnarla", subrayó Paula Díaz.

Y eso a pesar de que existía acuerdo con los sindicatos para ejecutar ese plan y sacar plazas de consolidación. Cuando llegó el actual ejecutivo local al Ayuntamiento, hace cerca de cuatro años, el número de interinos ascendía a "45" en una plantilla que está compuesta por 400 empleados.

"Esta es una situación complicada de gestionar", señaló la concejala de Personal en una rueda de prensa ofrecida en el Ayuntamiento, donde se desarrolla desde el pasado día 25 de febrero un encierro rotatorio convocado por la plataforma sindical que forman CC OO, CSIF y FeSP-UGT. A este último sindicato se refirió la representante del gobierno municipal, que considera que tienen que explicar "cuál es la finalidad de esta actuación".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats