Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un problema de convivencia en la comarca

Los "jamoneros" quedan libres y atemorizan de nuevo a vecinos y hosteleros en Mieres

Los dos delincuentes, detenidos el lunes por la Policía Nacional, fueron puestos en libertad el martes por el Juzgado y volvieron a armar bronca

Los "jamoneros" ya están en libertad. Los dos conocidos delincuentes de Mieres, que atemorizan a los hosteleros del casco urbano, habían sido detenidos el lunes por la Policía Nacional tras una disputa de bar en la calle Luis Braille. En la noche del martes, volvieron a armar bronca en un

El problema viene ya de lejos. Durante meses, la Policía Nacional siguió a estos dos mierenses para intentar detenerlos ante las quejas de la hostelería. La situación estaba tan caldeada que ninguna persona se atrevía a denunciar oficialmente. Los agentes consiguieron detenerlos, tras una exhaustiva labor de seguimiento e investigación, en diciembre del año pasado. Pero el Juzgado de Mieres los puso en libertad.

La decisión ocasionó quejas entre los hosteleros: "El trabajo de la Policía es intachable, pero es descorazonador que los dejen libres, no sabemos qué hacer", señalaron entonces fuentes del sector. Durante las últimas semanas, se habían producido algunos percances con los "jamoneros". Hasta que el lunes, en la calle Luis Braille, ocasionaron "una bronca muy fuerte". Un vecino llamó al 091 y la Policía Nacional se trasladó para atender el aviso.

Una vez en el lugar, según testigos presenciales, los "jamoneros" intentaron atacar a los agentes. Fueron reducidos y trasladados a Comisaría, donde pasaron la noche. Según ha podido saber este diario, pasaron a disposición judicial el martes y fueron puestos en libertad al mediodía. Por la noche, ya volvieron a "armar bronca".

Ocurrió en un establecimiento del entorno del campo de fútbol. Un vecino dio aviso a la Policía Nacional de que se había producido una nueva disputa, otra vez ocasionada por "los jamoneros". Cuando la patrulla llegó al lugar, los hombres ya habían desaparecido. "La situación se está volviendo insostenible para todos", lamentaron profesionales de la hostelería. Consideran que la presencia de estos hombres, "además de peligrosa", es muy dañina para sus negocios: "Hay clientes que ya se van nada más que entran por la puerta", argumentaron.

"Los jamoneros" son dos hombres de mediana edad, rondan los cuarenta años, y de etnia gitana. Según explican los vecinos, ambos residen en un piso próximo al parque de La Libertad. El movimiento vecinal se ha posicionado junto a los hosteleros, que han llegado a plantearse solicitar órdenes de alejamiento para impedir la entrada de los hombres en sus negocios. Los portavoces de la sociedad civil mierense habían hecho ya constar su preocupación, el pasado mes de diciembre, ante la posibilidad de que "los jamoneros" retomaran sus prácticas violentas. Reconocen y aplauden la labor policial, y afean que sigan en libertad tras tantas broncas, "Es fácil mostrarse indulgente con este tipo de gente cuando no tienes que convivir con ellos", apuntaron fuentes del movimiento vecinal.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats