Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación por acoso laboral y cobros irregulares

Escándalo en los cementerios: denuncian otro intento de agresión a dos empleadas

El alcalde de Langreo afirma que uno de los siete enterradores apartados del servicio quiso pegar a las trabajadoras que sacaron a la luz el caso

Escándalo en los cementerios: denuncian otro intento de agresión a dos empleadas

Huele a muerto en los cementerios de Langreo. El escándalo por el presunto acoso laboral a una trabajadora del servicio de cementerios, unido a la venta de chatarra y del cobro irregular de gratificaciones, continúa. El alcalde, Jesús Sánchez, denunció ayer que "uno de los operarios apartado del servicio ha intentado agredir a las dos trabajadoras" (la enterradora y una sindicalista del Ayuntamiento), "que habían denunciado el acoso en este departamento". El regidor alertó contra la "espiral de violencia" por parte de un "reducido número de radicales" dentro de la plantilla municipal. Son en total siete los enterradores apartados del servicio por el escándalo del área de cementerios.

Sánchez expuso que el "intento de agresión" había sido presenciado por "un trabajador que, posteriormente, ha sido amenazado por el mismo empleado de cementerios causante del incidente". El Jefe de Personal del Ayuntamiento de Langreo recogió los testimonios de las trabajadoras a las que se intentó agredir y ellas también presentaron denuncia ante la Policía Nacional de Langreo.

El Alcalde aseguró que "no puedo aceptar este tipo de actitudes que perfectamente se podrían calificar como mafiosas. Hago un llamamiento a la serenidad, pero advierto que tomaré todas las medidas a mi alcance para cortar de raíz estos modos violentos. No puede haber impunidad ante quien denigra a las mujeres, roba a los vecinos o recurre a la violencia".

Jesús Sánchez añadió que "manifiesto mi apoyo a las trabajadoras afectadas", y pidió "a las fuerzas políticas y sindicales que condenen este tipo de comportamientos, que no se corresponden con los que deben tener los trabajadores públicos". El regidor concluyó indicando que "los dirigentes de UGT que están asesorando y respaldando a estos trabajadores están teniendo actitudes irregulares deben tomar nota de la delegada del CSIF, que desde el principio se puso del lado de las víctimas a pesar de todo y de todos".

Respuesta de UGT

Desde UGT, los representantes sindicales en el Ayuntamiento contestaron a Sánchez, manifestando su "rotundo rechazo a cualquier tipo de acoso", así como a "cualquier tipo de acción impropia del desarrollo habitual de las tareas que desarrollamos y a cualquier acción violenta". Eso sí, "lo que no va a hacer la UGT es saltarse la presunción de inocencia a la que tiene derecho cada persona". Así, "todo está en manos de la Fiscalía, por lo que debemos dejar que desarrolle su trabajo". UGT también estudia llevar a cabo acciones legales contra el gobierno local por sus "continuos ataques".

Compartir el artículo

stats