Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La limpieza que aborda la Confederación en el Nalón tras las riadas llega a Langreo

Tragsa, que inició los trabajos en Laviana y San Martín, retira los árboles depositados en el cauce y en los puentes en Sama

Un operario junto a los troncos que se han apilado en el paseo de Los Llerones.

Un operario junto a los troncos que se han apilado en el paseo de Los Llerones. FERNANDO GEIJO

Los trabajos de limpieza del cauce del río Nalón que acomete Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) se extienden ya a Langreo. La retirada de los árboles y maleza, acumulados en gran medida tras las riadas provocadas por las intensas lluvias de finales de enero, comenzó días atrás en Laviana y San Martín del Rey Aurelio.

Posteriormente, el organismo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica inició las labores también en Langreo. La empresa pública Tragsa ejecuta las obras, que están enmarcadas en un plan general de mantenimiento y saneamiento de cauces. La inversión prevista para este proyecto en Asturias se acerca a 600.000 euros y finalizará en julio de este año.

Maquinaria diversa comenzó el pasado jueves en las dos orillas del Nalón en Sama a retirar los numerosos árboles que arrastró el río en el último temporal. Los troncos permanecían desde hace dos meses en el cauce y en las orillas a las que llegó el agua durante la crecida. También se depositaron varios árboles en los puentes que salvan el Nalón, quedando prendidos en las estructuras.

Para retirarlos del río se ha recurrido a camiones grúa. En las dos márgenes en las proximidades de Los Llerones, los operarios acumularon los troncos en varias áreas para retirarlos después. Esa zona, donde se ubica la pista finlandesa, quedó completamente anegada durante las riadas. El Nalón arrastró numerosos árboles y maleza, que quedó depositada y que dejó inutilizables las instalaciones deportivas. Para esas jornadas de lluvias intensas estaba previsto que se iniciasen las obras de reforma de la pista finlandesa pero finalmente fueron aplazadas. Ahora, el equipo de gobierno langreano valora reubicarla debido a que estos episodios de inundación, que se producen con cierta frecuencia, obligan a ejecutar nuevos trabajos de reparación.

El Ayuntamiento de Langreo había contactado en varias ocasiones con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para trasladarles la necesidad de abordar la limpieza del río, indicó el Alcalde, Jesús Sánchez. El organismo alude a la "diversidad de afecciones" ocasionadas por las avenidas extraordinarias y asegura que actúa principalmente en los tramos en los que existe mayor necesidad.

Compartir el artículo

stats