Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva planta de Asla en Villallana producirá "con calidad" en dos meses

La factoría de Lena generará 80 empleos

Trabajadores en las obras de la planta de Villallana.

Trabajadores en las obras de la planta de Villallana. J. R. SILVEIRA

La nueva línea de acabados de la factoría de Asturiana de Laminados (Asla), ubicada en el polígono lenense de Villallana, estará produciendo "con calidad" en un par de meses. Así lo aseguró ayer el presiente ejecutivo de la compañía dedicada a la producción de bovinas de cinc, Macario Fernández, quien también aprovechó para lanzar un mensaje a los inversores de la empresa, preocupados por el bajo valor de las acciones, que ronda los cuarenta céntimos de euro: "Si pudiera comprar acciones de la compañía, lo haría, porque van a multiplicar su valor por tres o por cuatro".

Fernández aseguró que la empresa "va magníficamente bien". De ahí que estén a punto de poner en marcha su nueva línea en la factoría de Villallana, que supondrá la contratación de ochenta personas. También avanzan a buen ritmo los trabajos en Zamora para levantar Asludium, un proyecto que intentó instalarse en las Cuencas pero que no acabó encontrando lugar.

En cuanto a la ampliación en Villallana, se trata de una nueva línea de pintura de acabado para sus productos de zinc y otros derivados metálicos. "Una planta que será "única en el mundo", tal y como había confirmado el presidente de Asla. La planta permitirá la creación de 80 puestos de trabajo directos, que se irán incorporando gradualmente, aunque la empresa calcula que podrían superarse los 150 contando los empleos indirectos. La inversión para la nueva planta ronda los 20 millones de euros y está subvencionada y en parte financiada tanto por el Ministerio de Industria y por el Principado de Asturias.

En cuanto al valor de las acciones, el empresario restó importancia al bajo precio. "No tienen que ver con los resultados de la compañía, que son estupendos", aseguró, animando a los futuros inversores a que "compren ahora mismo, porque en unos meses multiplicará su valor". Sobre la planta de Zamora, son 220.000 metros cuadrados de suelo "que nos han costado mucho menos que la parcela de Hunosa en Reicastro". Fernández volvió a responsabilizar del fracaso en las negociaciones a la que fuera entonces presidenta de la hullera, María Teresa Mallada. La nueva plata en Zamora supondrá de 200 a 300 nuevos puestos de trabajo directos.

Compartir el artículo

stats