Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una nueva iniciativa ecologista

El concejo de Mieres tiene 30 colonias de gatos callejeros, alertan los animalistas

Un grupo de voluntarios crea una asociación para coordinar mejor la atención a los felinos y reclama ayuda al Ayuntamiento para esterilizarlos

Una colonia de gatos señalizada en la calle Covadonga, en el centro de Mieres.

Una colonia de gatos señalizada en la calle Covadonga, en el centro de Mieres. SILVEIRA

El concejo de Mieres cuenta ya con treinta colonias de gatos. Este elevado número de felinos callejeros impulsó la creación de un grupo de atención a estos animales, que está a punto de convertirse en la "Asociación de voluntarios gatos de Mieres". Se trata de un colectivo comprometido con el cuidado de los animales, que lleva años ocupándose de su alimentación y la búsqueda de hogar para las crías. Además, procuran desparasitarlos y piden ayuda al Ayuntamiento para esterilizarlos.

"Si no se esterilizan, la población crece con mucha rapidez", explicaron fuentes del colectivo. Tan rápido que es "imposible" dar una cifra estimada de los felinos sin hogar. Sí saben que hay treinta colonias en el concejo, repartidas entre el casco urbano y la zona rural: "El Ayuntamiento no tiene un censo actualizado", aseguraron. Algunas poblaciones están señalizadas, mientras que otras se han ido formando en los últimos años "sin recibir ninguna atención de los responsables municipales".

Sí han tenido la atención de los voluntarios del grupo. Los miembros de la nueva entidad acuden prácticamente a diario a darles comida y agua. Además, desparasitan " a todos los animales que se dejan coger" y atienden a los animales enfermos y a las camadas. "Intentamos encontrar familias para las crías, es una forma de controlar la población", señalaron. También con la esterilización de las hembras, una medida para la que únicamente recibieron ayuda de la Administración local en el año 2017.

Ayuda institucional

El Ayuntamiento reservó, hace dos ejercicios, una partida de 2.500 euros para acometer una actuación pionera en el municipio. Consistió en un programa CES (Captura, Esterilización, Suelta). Es decir, los gatos fueron recogidos y trasladados a una clínica para esterilizarlos. Una vez recuperados, fueron devueltos a las colonias. "Fue una actuación muy buena, pero sin continuidad no sirve de nada", explicaron. El año pasado, el grupo de voluntarios gatos de Mieres intentó que el Ayuntamiento repitiera la medida. "No lo conseguimos, y este año parece que vamos por el mismo camino", añadieron.

Los voluntarios comenzaron a actuar juntos hace ya unos meses. "Éramos varios vecinos de distintas zonas del municipio, nos dimos cuenta de que reuniéndonos podíamos abordar mejor el cuidado de los gatos", explicaron. Empezaron a trabajar de forma coordinada por todo el municipio y se mantuvieron en contacto. Crearon un grupo de WhatsApp y otro de Facebook, en el que buscan hogares para las crías. Ahora han dado un paso más: formar una asociación. "Nuestro objetivo es seguir trabajando y cuidando de los animales. Esperamos tener más apoyo institucional", concluyeron.

Compartir el artículo

stats