Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Estamos casi igual que al terminar el temporal", denuncia el alcalde de Caso

Miguel Fernández reclama al Principado y a la Confederación que se impliquen ya con los gastos de los daños causados en las inundaciones de enero

Una máquina trabajando en el acceso a la Vega Pociellu.

Una máquina trabajando en el acceso a la Vega Pociellu.

"Tocamos todas las puertas, pero la realidad es que estamos casi igual que el 24 de enero", el día en el que las lluvias desbordaron Asturias y provocaron cientos de incidencias en la región. Unos problemas que también afectaron al concejo de Caso, cuyo alcalde, el socialista Miguel Fernández, no se cortó al criticar al Gobierno del Principado con su gestión en relación a estos daños. "Los primeros días todo son buenas palabras, pero ahora que hay que pagar y poner en marcha obras, nada. Ni Principado, ni Gobierno central, ni Confederación Hidrográfica", lamentó el regidor.

En Caso, los daños extraordinarios por el temporal se cuantificaron en más de 300.000 euros. Unos 137.000 son para el argayo que amenaza con cortar la carretera del pueblo de Nieves, por el que se accede "de mala manera" por un carril, "que cualquier día también cae". No son los únicos vecinos afectados. En la zona de La Cabañona, Tanes y La Felguerina, hay áreas inaccesibles. El Ayuntamiento tiene contratadas dos palas, "a 35 euros la hora cada una" para poder ir retirando argayos y limpiando carreteras y pistas de todo el concejo.

Esto lo asume el Consistorio, "todos los vecinos de Caso lo están pagando". Ahora bien, hay obras de más envergadura, como la de Nieves, o en Caleao, donde es necesaria una escollera valorada en 49.000 euros, que el Ayuntamiento no puede pagar. En parte, porque "hay una ley que puso el PP, pero que el PSOE no quitó, que es el techo de gasto de los ayuntamientos", que impide el uso de parte del dinero del superávit que puedan ir generando. "Es algo ridículo, pero es así. Los vecinos, que son los importantes, que se mueran de asco. Cuesta decir la verdad", lamenta el regidor casín.

Para sufragar estas obras con "urgencia", el Alcalde afirma haber "tocado todas las puertas". Sin embargo "todo son disculpas", y el dinero extra por el temporal no acaba de llegar, y "seguimos adelantando gastos, los que se pueden". "La realidad", añadió Miguel Fernández, "es que estamos casi igual que el 24 de enero, hace dos meses, al terminar el temporal. Queda mucho por hacer". Y es cierto: entre los daños sin reparar en el concejo, el Ayuntamiento cuantifica una treintena de desperfectos de consideración. "Menos palabras y más hechos", exige el regidor de Caso.

Compartir el artículo

stats