Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

COVADONGA LOREDO | Premio de la Cátedra Hunosa con su tesis sobre geotermia

"La geotermia no inventa nada, da un nuevo uso al agua de un pozo inundado"

"El bombeo hay que hacerlo, el gasto es el mismo, y su aprovechamiento para geotermia no solo se rentabiliza, sino que se le da un valor añadido"

Covadonga Loredo, la pasada semana, en Oviedo, tras recoger el premio.

Covadonga Loredo, la pasada semana, en Oviedo, tras recoger el premio. LUISMA MURIAS

"Evaluación del potencial energético y optimización de sistemas geotérmicos de muy baja entalpia asociados al agua de mina". Este es el título de la tesis de la doctora Covadonga Loredo que se hizo con el premio Hunosa a la mejor tesis doctoral sobre temas relacionados con la actividad minera y energética. Una temática que no era nueva para esta joven, ya que su padre, Jorge Loredo, que en el pasado dirigió la Cátedra Hunosa, fue uno de los impulsores del aprovechamiento del agua de mina. Además, el aprovechamiento del agua de mina a través de la geotermia es uno de los principales proyectos de diversificación de la hullera, que se encuentra actualmente estableciendo una red de calor en Mieres y próximamente llevará hasta Langreo.

-¿Qué supone para usted este premio?

-Supone un reconocimiento a los años de investigación. El agua de mina es algo que siempre he conocido por el trabajo desempeñado por mi padre, Jorge Loredo, no era algo nuevo para mí. Mi tesis se enmarca en un proyecto europeo con lo que partía de una idea que ya conocía, pero además, a mí me encantan las energías renovables y en Asturias tenemos muchas minas, así que me acabé decantando por este tema que combinaba ambas cosas.

-¿Cuánto tiempo le llevó el trabajo de elaboración de la tesis?

-Unos tres años y medio. Además, tuve dos estancias, la primera la hice en Glasgow, en Escocia, en la universidad; y la segunda la hice en Francia, en un instituto parte privado parte público que se dedica espacialmente a los estudios del subsuelo y el agua.

-Hunosa fue pionera en el uso del agua de mina para geotermia, ¿en esos países también hay investigación en este tipo de aprovechamiento?

-En Reino Unido tienen muchas investigaciones relacionadas porque tienen un buen número de minas de carbón clausuradas y cuentan con el mismo problema que aquí, que hay que dar salida al agua que hay en los pozos. En Polonia, también hay muchísimos estudios al respecto. En Francia, he conocido algunos, pero quizás menos, ya que allí tiran mucho más de la energía nuclear que del carbón.

-Su tesis parece buscar, en el fondo, la respuesta a si merece la pena apostar por la geotermia, ¿lo merece?

-Claro que merece la pena. El recurso final ya lo tienes, que es el agua que está dentro de las minas, no te estás inventando nada nuevo, es aprovechar un pozo que tienes inundado y va a seguir estándolo, dándole un nuevo uso. Lo único que tienes que crear es la infraestructura para aprovechar este recurso. Y es que ya que está ahí, ¿por qué no usarlo?

-¿Y el gasto es el mismo, no?

-Sí, el bombeo hay que hacerlo sí o sí, por eso con su aprovechamiento para geotermia no solo se rentabiliza, sino que se le da un valor añadido.

-Aun así, la instalación requiere una alta inversión previa.

-Bueno, tienes toda la red de tuberías, aislamientos, máquinas; las bombas de calor que son dispositivos caros, pero si lo comparas con construir una central de otro tipo, es mucho más ventajoso. Y también hay que tener en cuenta que es una energía limpia, que apenas tiene emisiones.

-Eso sí, como da cuenta en su tesis, hay ciertas limitaciones.

-Sí, es uno de los problemas, ya que necesitas un consumidor grande que esté cerca del pozo, porque si no toda la infraestructura que tienes que crear para aprovechar esa energía es tan grande que va a hacer que el proyecto no sea viable. También puede servir para consumidores pequeños, aunque tendrían que asociarse.

-Supongo que conoce el proyecto para la creación de una red de calor con geotermia en Mieres que pueda llegar a las viviendas de la Mayacina, ¿qué le parece?

-Pues es una idea muy interesante la verdad, la conozco perfectamente, así como los proyectos ya desarrollados, suministrando tanto al hospital Álvarez Buylla, como a la sede de la Fundación Asturiana de la Energía y los edificios del campus.

-Tras la tesis, ¿sigue trabajando en estos temas?

-Pues en la actualidad trabajo en la firma TSK, que no guarda mucha relación con el agua de mina, pero sí tiene que ver porque trabajo con energía, concretamente la termosolar, así que he cambiado un poco la temática, pero sigue siendo energía térmica.

Compartir el artículo

stats