Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un proyecto empresarial en el aire

Rioseco tiene en el manantial de Comillera una de las aguas de más calidad de España

El gobierno de Sobrescobio, con los análisis del Instituto Geológico y Minero, busca inversores para poner en marcha una embotelladora

El gobierno de Sobrescobio no quiere que la posibilidad de instaurar una embotelladora de agua en el concejo se pierda. Un proyecto del que se lleva años hablando, que estuvo a punto de salir adelante cuando una empresa se comprometió a desarrollarlo pero que, finalmente, no se llevó a cabo.

Desde el gobierno local se explicó que los últimos análisis de la calidad del agua del manantial de Comillera, que suministraría el agua a la hipotética embotelladora, arrojan unos resultados que "no dejan duda, se encuentra entre las aguas de mejor calidad de España", de "mineralización muy débil y blanda".

Teniendo el manantial con permisos de explotación, y a sus pies el área empresarial de Comillera, todavía vacía, "estamos intentando atraer a inversores" del sector del agua embotellada. Se presentó el proyecto a la asociación empresarial que representa al sector, y está previsto llevar a cabo una presentación oficial a estos empresarios. Todo con la ayuda del Instituto Geológico y Minero, que es el encargado de analizar y determinar la calidad de las aguas de manantiales en el país.

"Queremos sacar la embotelladora adelante, que vea la luz. El agua y el espacio lo tenemos, pero falta la otra parte fundamental, que son los inversores, y vamos a intentar atraerlos con el proyecto", apuntaron desde el gobierno local.

En un principio, por su calidad y ubicación -el parque natural de Redes-, la empresa que iba a explotar el manantial de Comillera tenía previsto venderla como "un producto premium". Un mercado "en crecimiento". En caso de llegar a atraer a alguna compañía, la explotación del manantial sería "por gravedad", es decir, el agua cae, y no sería necesario ningún tipo de bombeo, lo que "reduce los costes necesarios para aprovecharla, y es más sostenible ambientalmente".

Con los últimos datos disponibles, el mercado del agua embotellada creció en un año un 7%, un ritmo constante en los últimos años, ya que prácticamente se duplicó desde 2007. En España, el consumo es de 116 litros por año de media, lejos de Alemania o Italia (171 y 179 litros), pero muy superior al de otros países, Suecia o Reino Unido (23 y 25 litros respectivamente).

Agua y sidra

El polígono de Comillera cuenta con una superficie total de 22.910 metros cuadrados que incluyen viales, aparcamientos y las propias parcelas (6.086 metros cuadrados). El proyecto de la embotelladora de agua contaba con un presupuesto de 3,9 millones de euros y se preveía que empezase a funcionar a finales de 2015. Esta misma empresa se hizo con otras dos parcelas para un lagar de sidra. Ninguna de estas dos iniciativas llegó a desarrollarse. El Ayuntamiento recuperó el suelo y cobró los avales, y sacó a concurso las parcelas, pero el proceso quedó desierto, ya que la empresa que se presentó no fue considerada apta para un espacio empresarial ubicado en una zona protegida. Todo ello pese a que el precio del metro en el polígono de Comillera es el segundo más barato de Asturias, 20 euros el metro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats