Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El complejo invernal recupera hoy la normalidad

Los hosteleros afirman que el cierre de Pajares daña la "marca Asturias"

El sector turístico exige inversiones en la estación y asegura que la avería del telesilla ha puesto en peligro reservas para Semana Santa

La avería que ha sufrido el telesilla de Brañillín y que ha mantenido cerrada la estación invernal de Valgrande-Pajares durante dos díasha generado una profunda desazón entre el tejido hostelero del entorno del complejo. A poco días del inicio del puente de Semana Santa el sector ha visto en

El problema en el telesilla de Pajares mantuvo cerrada la estación tanto el sábado como ayer, lunes. Los responsables del complejo lograron solventar la avería al mediodía de ayer y está previsto que las pistas recuperen hoy la normalidad. El incidente ha molestado a los hosteleros, que han visto peligrar el final de una temporada que reconocen que ha sido "mala". Y es que este año no hubo nieve ni en el puente de la Constitución ni en navidades por la tardanza en llegar las nevadas. "Estos dos días hemos recibido llamadas de clientes con reservas en Semana Santa, remarcó Luis Núñez.

Los hosteleros valoran el trabajo realizado por la dirección de la estación y por los trabajadores: "en los últimos días se han matado a trabajar para aprovechar el ultimo temporal y lograr mejorar el estado de las pistas de cara a garantizar que haya nieve hasta final de temporada", señalan los portavoces del sector: "El problema es que la instalación necesita inversiones. Es algo que llevamos una década recalcando y así no se puede seguir. Hoy es un telesilla y mañana será otra cosa", apunta Luis Núñez.

Velocidad

El percance que ha sufrido el telesilla de Pajares está relacionado con una avería eléctrica no relacionada, según los responsables del complejo, con la antigüedad del remonte. Pese a ello, las quejas por la falta de renovación del principal telesilla de la estación lenense son continuas. Usuarios y hosteleros han reclamado en múltiples ocasiones inversiones para modernizar la estación. "En este caso, los problemas no están relacionados con la antigüedad del remonte", explicó el director de la estación lenense, Javier Martínez. El contratiempo tuvo su origen en un fallo en el sistema que controla la velocidad del remonte. Una pieza, según el responsable del complejo deportivo, "que se renovó hace menos de cinco años". La avería se reparó inicialmente y el domingo la estación abrió con normalidad, pero el lunes se detectaron algunas irregularidades en el mecanismo, por lo que se decidió parar de nuevo. "La seguridad es lo primero y por eso decidimos no abrir al público", añadió el director de Pajares. Finalmente, el sistema quedó perfectamente arreglado sobre la una de la tarde de ayer.

La estación lenense retiró hace dos años el viejo remonte del Cuitu Negru. El problema es que la instalación de una silla desembragable de seis plazas en el complejo de esquí , principal reivindicación de los clubes y la Plataforma pro Valgrande-Pajares, es "inasumible" en este momento. El remonte alcanzaría un coste de siete millones de euros. Así respondió el pasado mes de agosto la dirección general de Deportes, José Ramón Tuero, a la propuesta de los citados colectivos para que haya más inversión en la estación.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats