Hunosa y los sindicatos pondrán hoy fin a cinco intensos meses de negociación con la firma del plan de empresa que se alargará hasta 2027. Un acuerdo que cuenta con una inversión de más de 56 millones de euros y que garantiza, además, la vida del pozo Nicolasa y la térmica de La Pereda más allá de 2021. Los firmantes están convocados para al mediodía en la sede de la hullera.

El acuerdo se cerró la semana pasada tras varias reuniones celebradas en Madrid, donde la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) -accionista universal de la hullera- tiene sede. Lo más destacado del plan es que da viabilidad a la empresa estatal y garantiza su futuro hasta 2027. Para ello cuenta con un plan de inversiones de más de 56 millones de euros, según adelantaron los sindicatos. Una parte de esta inversión se destinará al área Sueros, esto es el pozo Nicolasa, la térmica de La Pereda y el lavadero del Batán. En los dos primeros se realizarán las obras y mejoras necesarias para que puedan continuar su actividad después de 2021. En el caso del Batán, servirá para desarrollar un plan de negocio que le permita seguir trabajando en el futuro.

Pero no sólo eso, también se destinarán 24 millones de euros para proyectos de reactivación y otras líneas de trabajo ya iniciadas que permitan generar puestos de trabajo alternativos. Aquí se enmarcas iniciativas como la biomasa o la geotermia, pero también otros proyectos nuevos.

En cuanto a los subcontratados, estos tienen garantizado trabajo en la hullera hasta 2021, y después habrá una discriminación positiva para estos empleados de cara a todas las iniciativas de futuro. Asimismo, en 2023 se habrá prejubilado el 50 por ciento de la actual plantilla.