Dos hermanos de Ujo (Mieres) han aceptado esta mañana un año y medio de prisión cada uno por almacenar en su casa un arsenal de armas y municiones heredadas de su padre y otros familiares.

Según han asegurado, tenían la creencia de que "no necesitaban ni declararlas ni legalizarlas".

Un escrito anónimo fue lo que alertó a la Guardia Civil, que encontró el armamento durante un registro en la vivienda. El juicio oral estaba señalado hoy en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo. Durante el mismo, únicamente se ratificó el acuerdo previo que habían alcanzado las partes.

El 25 de mayo de 2018, la Guardia Civil de Moreda recibió un sobre con una nota manuscrita anónima en su interior, alertando de la existencia de un arsenal de armas en una casa en Ujo-Mieres. Se acompañaba un "pendrive" que contenía fotografías de armas de distintas clases y calibres.

Tras las correspondientes averiguaciones, la Guardia Civil solicitó una orden de entrada y registro en la vivienda.

Durante el registro se encontraron las siguientes armas:

Pistola ametralladora marca MM 31, fabricada por la empresa Beistegui Hermanos de Eibar (Guipúzcoa), acompañada de funda de madera susceptible de ser utilizada como culatín. Tiene la consideración de arma de guerra, disparando en las modalidades de tiro a tiro y a ráfaga, se hallaba en perfecto estado de funcionamiento.

Otra pistola ametralladora marca Mauser MM 31 de la misma fabricación y características que la anterior y que también se encontraba en perfecto estado de funcionamiento.

Fusil marca Buffalo modelo Lebel, susceptible de disparar cartuchos calibre 22 y calibre 6 milímetros. Se trata de un arma monotiro de cerrojo de fabricación francesa. Se hallaba en perfecto estado de funcionamiento. Su tenencia requiere legalmente guía de pertenencia y licencia tipo E.

Tercerola monotiro de retrocarga modelo 1.871, calibre 43 Spanish, fabricada por la empresa Euskalduna de Placencia de las Armas (Vizcaya). Se encontraba en perfecto estado de funcionamiento, aunque después de efectuar un disparo de prueba quedó inservible. Su tenencia requiere legalmente guía de pertenencia y licencia tipo E, si bien por ser de fabricación anterior a 1890 puede tenerse como arma antigua para coleccionista, con la pertinente autorización administrativa.

Mosquetón Mauser español, modelo 1.916, calibre 7 milímetros, fabricado en la Fábrica de Armas de Oviedo. Su tenencia requiere legalmente guía de pertenencia y licencia tipo D. Se encontraba en buen estado de funcionamiento, pero tras realizar las correspondientes pruebas de tiro quedó inutilizada.

Escopeta de Avancarga de 2 cañones yuxtapuestos, de un calibre aproximado de 16, 50 milímetros, fabricado en 1.850. Funciona correctamente el cañón izquierdo, no así el derecho. Su tenencia requiere guía de pertenencia y autorización de armas.

Pistola marca Astra, modelo 1.921, calibre 9 milímetros Largo. Se encontraba en correcto estado de funcionamiento. Su tenencia requiere guía de pertenencia y licencia tipo F (tiro deportivo para su utilización en galerías de tiro).

-Pistola marca Astra, modelo 300, calibre 7,65 milímetros. Se encontraba en correcto estado de funcionamiento y su tenencia precisa de los mismos requisitos legales que la anterior.

Pistola semiautomática marca Star, modelo 1.919, calibre 6,35 milímetros Browning. Se encuentra en perfecto estado de funcionamiento. Su tenencia exige los mismos requisitos legales que las dos anteriores.

Revolver de retrocarga de marca desconocida, modelo Euskaros, calibre .38 Smith & Weson. Se halla en correcto estado de funcionamiento. Su tenencia requiere legalmente guía de pertenencia y licencia tipo F (tiro deportivo).

Pistola marca Star, modelo D, calibre 380 Auto o 9 milímetros corto. No se encontraba en condiciones de disparar.

Réplica de rifle de repetición marca Winchester, modelo 1.892, calibre 44-40. Se encontraba en perfecto estado de funcionamiento. Su tenencia requiere legalmente guía de pertenencia y licencia tipo D.

Durante el registro domiciliario se intervino asimismo diversa munición: 11 cartuchos calibre 9 mm largo; 23 cartuchos calibre 7,65 mm Browning; 7 cartuchos calibre 6,35 mm Browining; 2 cartuchos calibre 9 mm Parabellum; 33 cartuchos calibre 32 Smith & Weson; 8 cartuchos calibre 8 mm Lebel y 189 cartuchos calibre 7 mm. Mauser español. Todos los cartuchos estaban sin disparar y en correcto estado para su uso por armas de fuego de sus correspondientes calibres. De hecho muchas de estas balas fueron utilizadas en las pruebas para comprobar el estado de funcionamiento de las armas más arriba mencionadas.

Los acusados, han asegurado hoy fuentes de la Fiscalía, "no consta que dispararan nunca con esas armas ni las sacaran del domicilio". "En todo momento tuvieron la creencia de que no necesitaban declarar dichas armas ni legalizarlas porque no sabían que estaban en perfecto estado de funcionamiento, pese a que podrían haber acudido a las autoridades para informarse sobre dicho extremo", han añadido.

Cada uno de los acusados ha admitido una pena de 1 año y 6 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante 4 años y 6 meses. Comiso de todas las armas y municiones incautadas. También el pago de las costas por mitad por cada uno de los acusados.

No es la primera vez que se produce un hecho similar en Mieres. Hace unas semanas, un hombre fue detenido por guardar otro arsenal. Estaba denunciado por violencia de género.