21 de mayo de 2019
21.05.2019

Un agente de seguros de Langreo se enfrenta 12 años y 9 meses de prisión por estafar 200.000 euros

El Ministerio Fiscal pide que se devuelva el dinero a las cinco víctimas de los hechos, que sucedieron entre 2009 y 2012

21.05.2019 | 13:29
Un agente de seguros de Langreo se enfrenta 12 años y 9 meses de prisión por estafar 200.000 euros

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita 12 años y 9 meses de prisión para un agente de seguros acusado de estafar a clientes casi 200.000 euros. Los hechos tuvieron lugar entre el 2009 y 2013, en Langreo y la vista oral está señalada para mañana en la Audiencia Provincial. 

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado, como agente mediador exclusivo de una entidad aseguradora, estafó al menos a cinco personas.

La primera era una mujer con una minusvalía del 65 por ciento y con la que mantenía una relación de amistad. "La había asesorado en anteriores operaciones en la inversión de un premio de lotería de 60.000 euros, que contratase a través de él una póliza de seguro, abonando para ello una prima a favor de (la entidad aseguradora) de 24.000 euros el 19 de febrero de 2009", explica el Ministerio Fiscal.

Posteriormente la víctima, a instancias del acusado, procedió a realizar rescates parciales de la mencionada póliza, que el acusado ingresaba en la cuenta de la que era titular la víctima. Hubo seis ingresos, que sumaron 23.527 euros. Estos "rescates" se produjeron entre febrero y abril de 2012.

"Recibidos los anteriores ingresos, y por asesoramiento del acusado y dada la absoluta confianza que tenía en él, AAA procedió el mismo día del ingreso a reintegrar íntegramente las mencionadas cantidades, y a entregarlas en la oficina de la entidad aseguradora de Langreo, en alguna ocasión directamente en mano al acusado y en otras a dejárselas en el cajón de la mesa de su despacho, con la finalidad de que éste, como le había indicado, las invirtiera en un nuevo producto con mejores condiciones", asegura el escrito de Fiscalía.

El acusado, "con evidente ánimo de lucro, tras recibir las citadas cantidades, no formalizó póliza alguna" e incorporó estas sumas "a su patrimonio", según Fiscalía. Ante la petición de devolución del dinero a instancias de la mujer, "le indicó inicialmente que lo tenía en distintos bancos, y posteriormente que lo había invertido en la sociedad". Sociedad cuya existencia no se ha acreditado, no entregándole el dinero a la mujer.

Con otros dos clientes, utilizó la misma fórmula. Les aconsejó que procedieran a la cancelación de alguno de los productos contratados "con la finalidad de invertir en nuevos productos más rentables, procedieron a realizar rescates parciales de sus pólizas, por lo que se les ingresó en cuenta" un total de 11.600 euros. Explica la Fiscalía que "recibidos estos ingresos, (los dos clientes) realizaron tres reintegros de la cuenta, de 6.000 euros en fecha 14 de marzo de 2013, de 2 de abril de 2013 la cantidad de 1.600 euros, y en fecha 30 de octubre de 2013 la cantidad de 1000 euros, procediendo a entregar estas cantidades en mano al acusado para contratar un nuevo producto, una póliza universal, no formalizando el acusado la mencionada póliza e incorporando el mencionado dinero a su patrimonio".

Con los otros dos clientes fue con los que sumó una cuantía mayor, según el escrito del Ministerio Fiscal. Concertaron diversas pólizas a través del acusado en su calidad de agente de seguros, con el que también tenían lazos familiares. Así, en concreto, cada uno de ellos suscribió el 1 de febrero de 2008 una póliza de seguro de vida, abonando una prima de 90.000 euros cada uno de ellos, indicándoles el acusado que les generaría rendimientos anuales, y en tal concepto inicialmente recibieron en su cuenta una cantidad total de 57.899 euros, desde el 20 de febrero de 2009 hasta el 21 de marzo de 2012.

No obstante, las víctimas procedieron a realizar reintegros o transferencias al acusado ante los requerimientos de éste de que parte de los anteriores ingresos se habían realizado por error, reintegrándole a este una cantidad total de 23.061 euros. Asimismo, el acusado abrió dos cuentas corrientes en fechas 6 y 19 de octubre de 2011, simulando en el contrato de apertura de la primera de ellas la firma de uno de ellos, haciendo constar como titulares a ésta y a sí mismo, y en la segunda simuló la firma de la otra persona, haciendo constar como titulares a éste y a sí mismo.

Y así, procedió a simular la firma de las víctimas en los documentos de rescate de las pólizas de ambos, con lo que el acusado incorporó a su patrimonio la cantidad de 165.458,91 euros.

Además de la citada pena de prisión, la Fiscalía también pide que indemnice a sus víctimas. A la primera con de 23.528,34 euros por las cantidades estafadas, a los segundos con 8.600 euros y a los terceros con 165.458 euros. Es decir, la devolución del dinero estafado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve