07 de junio de 2019
07.06.2019

Pérez: "La aviación militar y la privada tuvieron un gran papel en la guerra de Ifni"

El investigador aeronáutico ofreció en La Felguera una conferencia sobre el conflicto hispano-marroquí

07.06.2019 | 02:50
José María Pérez Arias, durante su conferencia.

La guerra de Ifni tuvo lugar entre los meses de noviembre de 1957 y abril de 1958, y enfrentó a fuerzas españolas con marroquíes debido a que estas últimas trataron de controlar las colonias de Ifni, el Protectorado Sur y el Sahara Español, por entonces bajo administración española como parte de sus posesiones.

Así lo expresó José María Pérez Arias al inicio de la conferencia que con el título "El transporte aéreo en la guerra de Ifni" impartió en las instalaciones del CISLAN de La Felguera. El acto fue organizado por el Club Aeronáutico Jesús F. Duro de La Felguera en colaboración con el Club LA NUEVA ESPAÑA en las Cuencas.

El ponente fue presentado por José Manuel Martín, al frente del colectivo organizador, que destacó su extenso currículum profesional y, sobre todo, su faceta de estudioso, investigador y divulgador. Pérez inició su ponencia explicando que "hay que analizar la guerra de Ifni en el contexto del proceso de descolonización de África, durante la segunda mitad del siglo XX, y es necesario recalcar que fue dirigida fundamentalmente contra elementos del Ejército de Liberación Marroquí, nunca contra Marruecos como país".

"Las fuerzas españolas contaban con apenas 3.200 efectivos cuando se inició la contienda, las guarniciones estaban muy diseminadas y más que nada eran puestos policiales y no defensivos". La escasez de medios hizo que resultase necesario enviar fuerzas de apoyo. "Fue entonces cuando se vio que el transporte por mar resultaba muy lento, con lo que no quedó más remedio que movilizar a la aviación, llegando incluso a utilizarse la aviación privada, como los tres aviones Bristol que aportó la compañía civil Aviaco y que se encargaron de trasladar tanto tropas como pertrechos". Según Pérez, "Alemania cedió varios aviones Junker 52 y posteriormente CASA fabricó 170 aeronaves, que se utilizaron tanto para el transporte como para realizar tareas de reconocimiento e incluso de bombardeo con artefactos de pequeño calibre". "Fue un avión de largo recorrido, que se usó en 33 países, operado por las fuerzas aéreas de seis, siendo la última fuerza aérea que lo utilizó la suiza", añadió.

"El DC-3 supuso una auténtica revolución debido a su diseño futurista y voló por primera vez en 1935", continuó el conferenciante, que dejó patente que aún hay alguno que presta sus servicios. Tal y como expuso, "se trataba de un desarrollo del DC-2 y la versión militar se llamó DC-R Dakota". Además, podían alcanzar una mayor velocidad que sus predecesores, sobre todo que el Junker 52, y contaba con una mejor capacidad de autonomía, lo que les permitía tener un mayor radio de acción. "De hecho, en uno de esos aviones viajó el grupo de actores, entre los que se encontraban Carmen Sevilla y Gila, que en las Navidades de 1957 se acercaron hasta Ifni para animar a las tropas españolas", explicó el ponente.

Otra de las aeronaves que participaron en la contienda fue el Nord-2501-Noratlas, un avión francés que pretendió sustituir a los anteriores y que, según Pérez, "jugó un papel fundamental a la hora de transportar mercancías desde Canarias a El Aaiún y Villa Cisneros". Pérez subrayó que ese mismo avión "tuvo un papel fundamental como operador civil durante las protestas de mayo del 68 y se calcula que realizó más de 2.000 horas de vuelo transportando viajeros afectados por las huelgas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve