30 de julio de 2019
30.07.2019

El oasis del verano

Veinte familias del Nalón participan en el programa "Vacaciones en paz", que permite a niños saharauis disfrutar de un estío agradable

30.07.2019 | 02:57

Millones de niños se ven obligados a vivir en campos de refugiados, bajo el calor abrasador del desierto y con una infancia marcada por la guerra entre el Sahara y Marruecos, padeciendo carencias de todo tipo. El programa "Vacaciones en paz" permite acoger a menores del Sahara en Asturias durante julio y agosto. Este año, en la comarca del Nalón, participan veinte familias: "Ojalá no tuviéramos que traerlos, se arreglara el conflicto y pudieran volver a sus casas", dice Beatriz Martínez. Es mamá de acogida de menores saharauis desde hace seis años.

Amor y poco más. Dicen en la Asociación Asturiana de Solidaridad con el Pueblo Saharaui que, para convertirse en familia de acogida, solo es necesario "una casa donde pueda dormir y que puedas darle de comer". Al frente de la entidad en la comarca del Nalón está Norma Rodríguez, que añade que "los trámites administrativos también son sencillos". "La documentación es muy fácil de cubrir y, además, en la asociación te ayudan en todo", matiza Beatriz Martínez.

A día de hoy, Asturias es una de las pocas provincias en España en las que la familia no costea el billete de avión, gracias a subvenciones de ayuntamientos y a la ayuda de distintas instituciones. El año pasado, el Ayuntamiento de Langreo recibió a todos los niños que se acogen en el Nalón, ya que los demás ayuntamientos de la zona no hicieron una recepción. Además del de los ayuntamientos, la Junta del Principado da un recibimiento oficial para todos los niños que vienen a Asturias, y también hace otro la Agencia de Cooperación. "Todos los niños que acogen en Asturias están invitados al recibimiento de la Agencia y al de la Junta. Luego cada Ayuntamiento recibe a los suyos", dice la coordinadora del Nalón. Y continúa: "Suelen dar también un obsequio, normalmente material escolar que es lo que más necesitan allí".

Los niños suelen hablar español, ya que en la escuela lo tienen como segundo idioma. De todos modos, si son niños de primer año y no conocen el idioma, "en una semana te entienden perfectamente y en quince días lo hablan", según Norma Rodríguez. "Todo lo que no sabe, como comer con los cubiertos, lo aprende mirando. Tiene la prudencia de primero saber como se hace, porque no lo quiere hacer mal", explica Beatriz Martínez sobre su niño de acogida, Mrabih.

Las familias

En la cuenca del Nalón acogen todo tipo de familias. Norma Rodríguez, además de ser la coordinadora de la zona, lleva 17 años acogiendo. "Antes de tener a mi hija era yo sola y acogía sola", explica. Por otra parte, Estrella María Menéndez tiene una hija, y decidió acoger para "que vea lo que otros no tienen" y recalca que la acogida es algo que recomendaría a todos, porque "te dan todo el cariño del mundo sin pedir nada a cambio". Y Beatriz Martínez, casada y con dos hijos, llegó al programa por casualidad, cuando un niño no encajó con su familia de acogida y la llamaron para preguntarle si podía acogerle. Seis años después, está acogiendo al hermano pequeño de ese primer niño.

Este año han venido a la cuenca del Nalón unos 20 niños, y a Asturias unos 200, aunque ha habido una reducción en el número de acogidas, ya que hace unos años venían más de 300 saharauis. En esta edición, los niños más pequeños son los nacidos en 2008 y pueden venir a España hasta que cumplan los 13 años si la familia que los ha acogido antes los reclama. De lo contrario, solo pueden venir hasta los 12. El objetivo de "Vacaciones en paz" es que se beneficien del programa el mayor número de niños posible.

Además de las actividades que los niños hacen con sus familias, la Asociación hace el primer domingo de agosto una convivencia en Noreña. Las familias pasan el día en el parque, cada una lleva su comida, y por la tarde los niños entran en la piscina gratis. Por otra parte, hacen una concentración en el muro de San Lorenzo de Gijón, normalmente el primer domingo de septiembre, para sensibilizar a la gente sobre la situación del pueblo saharaui. "No es una manifestación, es una marcha con los críos para que la gente se acuerde de que el Sahara sigue existiendo", explica Norma Rodríguez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve