12 de agosto de 2019
12.08.2019

Los vecinos de la comarca aún padecen los daños del temporal del pasado enero

El centro deportivo Juan Carlos Beiro de Langreo mantiene su pista cerrada y el argayo de Cocañín, en San Martín, sigue sin repararse

12.08.2019 | 02:10

Más de medio año después, los rastros del temporal de finales de enero no se han borrado. Pasó el invierno y la primavera, y llegó el verano, pero las huellas son visibles todavía y afectan a todos los vecinos de la comarca. Los Ayuntamientos de Laviana, Caso y Sobrescobio, han tenido que afrontar en solitario, sin ayuda económica de otras administraciones, varias obras con quejas hacia la poca colaboración recibida. De estos trabajos algunas están aún pendientes de que concluyan las tramitaciones, pero con inversión asegurada. Sin embargo, existen otros casos en los que los habitantes continúan esperando a que las administraciones se hagan cargo de los trabajos pendientes.

Es el caso del centro deportivo Juan Carlos Beiro de Langreo, cuya pista permanece cerrada desde finales de enero, y del argayo de Cocañín en una carretera de titularidad municipal en el concejo de San Martín del Rey Aurelio. La reparación no se ha iniciado aún en la cancha, donde el agua levantó el parqué. Hasta ahora la Consejería de Educación y Cultura no ha ofrecido plazos para abordar la actuación en el equipamiento que gestiona en Langreo Centro.

Meses atrás, la administración regional comunicó que tendría que abrir un proceso de contratación pública para abordar los trabajos de reforma. Esta actuación podría conllevar una fuerte inversión aunque no se concretó cuál sería el importe. La pista permanece sin actividad desde hace más de seis meses y los usuarios han buscado espacios alternativos durante estos últimos meses. De hecho, se tuvieron que suspender competiciones oficiales programadas para pocos días después de las inundaciones.

El centro deportivo Juan Carlos Beiro, ubicado en las proximidades del río Nalón, es sede habitual de competiciones locales, regionales e incluso nacionales. En las instalaciones se desarrollan también numerosas actividades a lo largo del año.

En Cocañín, una vecina recogió firmas y las entregó en el Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio para exigir la urgente reparación de la carretera después de medio año de espera. También se ha dirigido al Defensor del Pueblo. Los usuarios de la carretera miran atrás, a otro argayo que empezó a ser reparado en junio de 2013 quince meses después. Verónica Cabal, la vecina de Cocañín que recogió las firmas, aseguró que el desprendimiento está "en una carretera municipal, pero no sé si lo debería asumir el Ayuntamiento o el Principado, el caso es que lo arreglen".

Esta vecina, por iniciativa propia, inició una campaña de recogida de firmas, tanto en papel como a través de la plataforma "Change.org", consiguiendo reunir más de 320 firmas en las que se exigía la reparación del desprendimiento. "Somos como una veintena las personas que vivimos en la parte alta del argayo, pero también afecta a muchos ganaderos que tienen sus animales en ese lado y no pueden sacarlos", explicaba el día que entregó las firmas en el Ayuntamiento de San Martín. En su caso, la mayor afección del argayo es que sus hijos se quedaron sin transporte escolar. Tras dar cuenta de su situación, consiguió transporte para uno de ellos, pero no para el otro, ya que uno va al colegio y el otro al instituto. "Para el mayor me dijeron que el mínimo para hacer el transporte eran tres personas, pero yo creo que tenemos el mismo derecho que el resto del mundo a tener transporte independientemente de dónde vivamos", apuntaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve