16 de agosto de 2019
16.08.2019

Una demolición con delicadeza

Mieres culmina la primera fase del desmontaje de una vivienda de 1793 en Turón, cuyo valor patrimonial obliga a desarmarla piedra a piedra

16.08.2019 | 00:40

La primera fase del desmontaje de una edificación del año 1793 en Villabazal, en Turón (Mieres), ha culminado. Se trata de una actuación complicada porque responde a dos necesidades: derruir una antigua construcción que está en ruinas y salvaguardar el patrimonio. El gobierno local decidió, en enero y tras un delicado estudio arqueológico e histórico, que la actuación se abordaría con el desmontaje piedra a piedra del inmueble. En concreto, hay tres sillares con inscripciones que se protegerán y está previsto conservar para su futura exposición en la localidad.

La primera fase de la actuación, con una inversión de 40.000 euros, culminó hace unas semanas. Las obras se retomarán tan pronto como sea posible. Antes de abordar la actuación, el Ayuntamiento de Mieres sometió el proyecto a un largo estudio con informes históricos. Los estudios, firmados por Lorena Meana, reconocen cierto valor histórico al inmueble. También lo califica de bien etnográfico por su antigüedad y características arquitectónicas. Otra joya patrimonial a sumar al amplio catálogo del municipio.

La fecha de construcción no está clara, ya que no se han hallado documentos referentes al proyecto, pero uno de los sillares tiene la clave. La inscripción reza: "Hízose el año / de 1793", a la que sigue otro sillar "IHS / Ave / María Purísima/ Sin Pecado/ Concebida / Año 1793". Hay una tercera piedra escrita, pero se encuentra en un estado de conservación más deficiente por la erosión del soporte. Según la evaluación de Lorena Meana, que recogió testimonios de la zona, hace años podía leerse "Quoz dabis abebis". Aunque en este último caso, no se puede apreciar ninguna fecha como en las dos anteriores.

El proyecto se completó con el informe arqueológico, que concluía que las piezas fueran depositadas en el Museo Arqueológico de Asturias. Hacían referencia al "interés histórico" como testimonio del pasado señorial rural del valle de Turón. Un tiempo del que ya apenas queda huella, debido a la transformación del valle con el desarrollo industrial. "En conversación con la dirección de esta institución (el Museo Arqueológico de Asturias) se ha planteado la posibilidad de la firma de un convenio de cesión, el cual permitiría el mantenimiento de las piezas en el concejo", señalaron fuentes municipales cuando se anunció la actuación para desmontar esta centenaria casa en el valle turonés.

Pero aún no hay una decisión en firme sobre el destino de estas piezas patrimoniales. Si no hay acuerdo con el Museo Arqueológico del Principado de Asturias, porque resulte que los restos no son lo suficientemente excepcionales para su exposición en esta muestra, el Ayuntamiento valorará otras opciones. La más probable es que los sillares se expongan en la propia localidad de Villabazal, cuando el lugar que ocupaba la vivienda se recupere como espacio destinado al uso vecinal.

Por el momento no hay plazos para iniciar la segunda fase de los trabajos, pero desde el Ayuntamiento de Mieres señalaron que se retomarán lo antes posible, de forma que se pueda liberar el espacio que ocupa el inmueble.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve