27 de agosto de 2019
27.08.2019

Sanidad asegura que "no hay médicos" para cubrir las vacantes en paliativos

Los responsables de la gerencia del área del Caudal replican a los pacientes, que se están movilizando, que es "muy difícil" encontrar doctores para el servicio

27.08.2019 | 00:17
Vecinos, pacientes y familiares en la concentración de apoyo a la reivindicación para la ampliación del servicio de paliativos, en el entorno del ambulatorio Mieres Sur.

"Estos días no estoy muy allá. Tengo miedo de ponerme mal, estamos sin médico de paliativos. Todos son magníficos, no tengo queja de ningún profesional, pero algunos enfermos necesitamos médicos de esta especialidad".

Lo explica con entereza Graciela Soto, paciente de paliativos en el área sanitaria del Caudal (nombrada área sanitaria VII). Esta mierense se reunió ayer con la gerencia del área para reclamar una solución al problema del departamento: solo hay un equipo de paliativos para 180 pacientes en el Caudal. Además, el médico está de vacaciones y no habrá sustituto hasta la próxima semana. Quince días con una única enfermera. Los responsables del área, explicó Soto, afirmaron que les resulta "muy difícil" encontrar doctores para cubrir las vacantes del departamento. "Dicen que, incluso, se les ofrecen viviendas cerca de escuelas en la zona, pero no hay forma de cubrir el servicio". Soto cree en su palabra, pero considera que ella y el resto de pacientes son víctimas "de una pésima planificación".

Graciela Soto entró en la reunión acompañada por sus familiares. Fuera, la esperaban más de un centenar de personas reunidas en señal de apoyo a la reivindicación. Y las conversaciones se replicaban entre corrillos: "Un único equipo en el departamento es poco. Además, solo se cubre la mañana. Por las tardes y los fines de semana el servicio queda atendido por el personal de atención primaria", explicó una de las presentes. Y aunque en atención primaria "hay grandísimos profesionales", añadió, "hay problemas que solo podemos tratar con nuestro médico de paliativos".

Son más que médicos, coinciden familiares y los pacientes. "Prácticamente son ángeles", afirmaron. "Cuando mi padre enfermó, no solo lo cuidaron a él. También a mí, que me sentía perdido. Nunca me atendieron con prisa, siempre estuvieron a mi lado cuando lo necesité", explicó otro de los mierenses que ayer no quiso faltar a la concentración.

Son jornadas de trabajo largas. El equipo de paliativos cubre un área de más de treinta kilómetros de extensión entre los dos puntos más alejados: desde Loredo hasta Felechosa. Así que los pacientes y los familiares coinciden en que su reivindicación "no es solo por nosotros, sino también por ellos. Tienen mucha carga de trabajo y se pasan el día en carretera". Lo ideal, defienden, sería al menos otro equipo de paliativos para la comarca.

Pasó una hora hasta que Graciela Soto salió de las oficinas de gerencia. La rodearon todos los que habían acudido a la concentración: "Se han mostrado atentos a nuestras reivindicaciones, pero salimos con las manos vacías", reconoció Soto. Le dejaron claro que los enfermos de paliativos pueden ponerse en contacto con el área en cualquier momento que lo necesiten. Y Graciela Soto reiteró lo que ya había dicho antes de entrar: "El problema no es que no haya atención, es que el servicio de paliativos se queda corto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve