29 de agosto de 2019
29.08.2019

En libertad con cargos el agresor de la pelea en Mieres: "Defendía a mi mujer", asegura

Familiares del herido, que sigue en la UCI del HUCA, aseguran que él nunca amenazó a la joven y que cayó al suelo tras un golpe "muy fuerte"

29.08.2019 | 01:07

El presunto agresor de la pelea que tuvo lugar en la madrugada del pasado sábado en Mieres -identificado como J. M.- quedó ayer en libertad con cargos a la espera de juicio. El herido, cuya identidad se corresponde con las iniciales A. A., continúa en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) del HUCA. El primero aseguró a este diario que empujó a A. A. porque estaba intentando pegar a su mujer: "Yo solo quería defenderla". Añade que A. A. se golpeó contra el suelo al caer. Los allegados al herido defienden una versión distinta: dicen que A. A. nunca intentó pegar a la joven y que J. M. le dio un golpe "muy fuerte", que hizo que se desplomara. Su recuperación, afirmaron, será "muy lenta".

Los hechos tuvieron lugar a la salida de un local de ocio nocturno de La Villa (Mieres). J. M. aseguró ayer que no entiende "cómo se ha podido descontrolar tanto la situación". "Yo solo lo aparte de mi mujer porque quería pegarle, eso lo vio mucha gente", añadió. Según ha podido saber este diario, varios testigos han declarado lo mismo ante la Policía Nacional, que ha investigado el caso con suma diligencia.

La versión de la familia del herido es parecida, pero difiere en los detalles más esclarecedores. Dicen que A. A. dio una patada a un vaso, y que salpicó a la mujer de J. M. Que fue ella la que "se puso hecha una fiera, le dijo que le iba a rajar", mientras que A. A. y su hermano (M. A.) le pidieron que se calmara. "Luego él (A. A.) recibió un golpe tremendo de (el nombre del presunto agresor). Cayó al suelo, desplomado". Después de esto, J. M. presuntamente golpeó al hermano del herido: "Él no le había amenazado previamente ni nada, solo le dijo que dejara a su hermano en paz". Siempre según su versión, J. M. fue diciendo por la calle que había "tumbado a dos".

"Yo solo quería que se terminara todo, fue una situación muy desagradable, no anduve diciendo nada por ahí", apuntó J. M. Aseguró ayer, además, que "en ningún caso quise que ocurriera esto. Lo único que hice fue apartarlo de mi mujer, tenía miedo de que le hiciera daño". El presunto agresor quedó ayer en libertad con cargos y tendrá que presentarse dos veces al mes en el Juzgado.

Las consecuencias de la reyerta para A. A., apuntaron ayer fuentes de la familia, están siendo graves. Según explicaron, tuvieron que inducirle un coma al ingresar en el HUCA. Tras hacerle pruebas, los médicos han informado a la familia de que sufrió una contusión muy fuerte en la cabeza y que su recuperación será "muy lenta, pasito a pasito".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve