04 de septiembre de 2019
04.09.2019

Dos detenidos en Lena tras arrollar con su coche a un guardia civil en un control

El agente tiene graves heridas en una pierna l Los ocupantes del turismo, que llevaba un remolque, fueron arrestados tras una intensa búsqueda

04.09.2019 | 01:33
Dos detenidos en Lena tras arrollar con su coche a un guardia civil en un control
Dos detenidos en Lena tras arrollar con su coche a un guardia civil en un control

Un agente de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECI) de Oviedo resultó ayer herido de gravedad tras ser arrollado por un conductor que escapó de un control. Los testigos de lo ocurrido aseguraron que tenía una pierna con heridas "muy graves". En el vehículo, con un remolque y sin matrícula en la parte de atrás, viajaban dos hombres. Los dos se dieron a la fuga. Uno de ellos huyó hacia el paseo fluvial -en dirección a Villallana- y fue detenido momentos después del atropello. El segundo obligó a activar un dispositivo de búsqueda coordinado por la Central Operativa de Servicios (COS) de Oviedo. El helicóptero lo localizó, escondido bajo el puente de La Llera, dos horas y media después. Los detenidos, uno español y el otro de origen polaco, están en el cuartel de la Guardia Civil de Pola de Lena y serán puestos a disposición judicial.

Eran las once de la mañana. Alberto Alonso, vecino de la Pola, acababa de aparcar su coche en la calle Celso Granda (justo tras dejar la rotonda de la entrada norte a la localidad). Cruzó el paso de peatones y, por el rabillo del ojo, vio que una patrulla pedía la documentación a los ocupantes de un vehículo verde. El coche no llevaba la placa de la matrícula en su parte trasera. Alberto Alonso no podía imaginar lo que estaba a punto de ocurrir: "Vi que el agente abría la puerta, como para coger la documentación, y que el coche aceleraba para escapar. Iban dos hombres dentro, que lo arrollaron con el remolque que llevaban. Fue un golpe tremendo, porque salieron con mucha velocidad". El agente quedó tendido en el suelo y sus compañeros, junto a Alberto Alonso y otros testigos, corrieron a auxiliarlo.

Los dos ocupantes del coche, aprovechando el momento de confusión tras el atropello, continuaron con la huida. Pero no fueron muy lejos. A unos 400 metros en dirección a Villallana, se detuvieron en el entorno de una gasolinera. José L. escuchó el chirrido de las ruedas y cruzó de acera para ver qué estaba pasando. "Del coche se bajaron los dos, y escaparon". Uno de los hombres -los testigos creen que era el que conducía- saltó entre la maleza y la valla, para escapar por el paseo fluvial que conecta la Pola con el polígono de Villallana.

El otro, presuntamente el copiloto, corrió en la dirección opuesta. Cruzó el patio de unos bloques de pisos -denominados La Colmena- y los testigos le perdieron la pista.

La actuación de la Guardia Civil fue rápida. Unos minutos más tarde, una patrulla ya había detenido al hombre que escapó hacia el paseo fluvial. Mientras tanto, el COS activaba un protocolo de búsqueda para dar con el otro ocupante del vehículo. Hasta la Pola se trasladaron patrullas de la Comandancia de Oviedo, además de los agentes de la USECI. También participaron agentes de los destacamentos de Mieres y Lena y el helicóptero del Instituto Armado. La Policía Judicial de la Guardia Civil inició de inmediato la recogida de pruebas en el Volkswagen Passat, que seguía aparcado en el entorno de la gasolinera.

-Fijo, fijo que habían robado el coche, por eso los pararon en el control.

Los vecinos seguían de cerca el operativo y hacían conjeturas. Los agentes comprobaron que el vehículo no era propiedad de los ocupantes, pero tampoco había sido sustraído ilegalmente. La Pola quedó "blindada" por la Guardia Civil, con controles en la rotonda de acceso a la autopista y a la N-630.

Y llegó una pista. Un vecino se dirigió a los agentes para informarles de que había encontrado una camiseta en La Barraca. "Se la quitaron cuando iban corriendo, eso lo vimos nosotros, seguramente querían cambiarse de ropa para que no los encontraran", comentó otro testigo. Una patrulla recogió la prenda, que estaba tirada en la carretera. El helicóptero seguía "barriendo" la Pola desde el aire, hasta que empezó a escucharse cada vez más cerca. Se aproximaba al barrio de La Llera.

Justo en esa zona estaba escondido el segundo ocupante del vehículo. Estaba agazapado bajo la maleza que cubre el puente de La Llera, un paso en desuso. Una patrulla se dirigió de inmediato al lugar y detuvo al hombre, que fue trasladado con rapidez al cuartel. Fuentes de la Guardia Civil aseguraron ayer que no tenían antecedentes. Todo indica que serán puestos a disposición judicial, en el Juzgado de Primera Instancia de Pola de Lena a lo largo de esta mañana. Con los dos hombres ya detenidos, la calma volvió. Eso sí, en todo el día, no hubo otro tema de conversación. "Lo peor de todo es que estos dos, por escaparse, igual fastidiaron la carrera del Guardia Civil", coincidían los testigos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve