05 de septiembre de 2019
05.09.2019

Un mierense recupera en el Juzgado 3.300 euros por las acciones del Popular

El juez estima que existió "vicio en el consentimiento" al no conocer la situación real

05.09.2019 | 02:01

El Juzgado de primera instancia número 2 de Mieres acaba de condenar al Banco Santander a devolver la cantidad de 3.321,25 euros a un cliente de Mieres por la adquisición de acciones del Banco Popular. La jueza ha considerado probado que existió "vicio en el consentimiento". La magistrada entendió que "la situación real de la entidad demandada en el momento de suscripción de las acciones por parte del demandante, así como la falta de comunicación de la misma de una forma clara y transparente, determinó un error en el consumidor, que suscribió el producto sin conocer la realidad del Popular, muy diferente de la que el banco daba a entender".

En este sentido, Rubén Cueto, socio de Vallverdú Abogados, que fue quien llevó la demanda, afirmó que "nos enorgullece haber recuperado los ahorros de nuestro cliente, así como iniciar el curso legal obteniendo una sentencia favorable". "Ya son doce las sentencias estimadas que hemos logrado desde que el Banco Popular fuera intervenido, y sentencia a sentencia estamos consiguiendo que se consolide un criterio jurisprudencial en Asturias muy importante para los afectados y todo un referente a escala nacional", apostilló.

En la sentencia dictada por la magistrada del Juzgado número 2 de Mieres, se aportan otros fallos emitidos por la Audiencia Provincial de Asturias, sobre los que aprecia "claridad y minuciosidad a la hora de realizar el pertinente análisis de casos sustancialmente idénticos" al del mierense. Fallos en los que la juez atiende a "su fundamentación y motivación a la hora de valorar los documentos aportados, la situación real de la entidad demandada en el momento de suscripción de las acciones por parte del demandante así como la falta de comunicación de la misma de una forma clara y transparente, ocultación que determinó la existencia de un error en el consumidor, estando viciado, por ello, el consentimiento".

En esa línea, la magistrada agrega que "todo lo anterior lleva necesariamente a declarar la nulidad del contrato por la concurrencia de error en el demandante determinante de la existencia de un vicio en el consentimiento". "Dado el incumplimiento de las obligaciones en materia de información y la ocultación de la situación real por parte de la entidad bancaria, se comercializó el producto al demandante sin que el mismo conociera ni comprendiera su alcance ni la asunción de riesgo que su contratación suponía, de forma que su consentimiento estaba viciado con error esencial e invencible, vicio invalidante", relata en la sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve