06 de septiembre de 2019
06.09.2019

El desacuerdo con la plantilla de Langreo podría costar un millón al Ayuntamiento

El gobierno local tacha de "obstruccionista" a Unidas por Llangréu, grupo municipal que impugnará el dictamen para reducir la jornada laboral

06.09.2019 | 01:31
Una de las últimas protestas protagonizadas por los trabajadores del Ayuntamiento.

El equipo de gobierno de Langreo criticó ayer "la actitud obstruccionista" del grupo municipal Unidas por Llangréu en la comisión de Personal respecto al acuerdo con la plantilla municipal para implantar la jornada laboral de 35 horas semanales. El representante del mayor grupo de la oposición, Jesús Sánchez, anunció su intención de impugnar el dictamen sobre la propuesta de acuerdo los trabajadores, lo que impediría su elevación al pleno la próxima semana. Con esa decisión, a juicio del concejal de Personal de Langreo, Javier Castro, "se pone en cuestión la firma de un acuerdo con los trabajadores que ponga fin a la demanda presentada por los sindicatos para lograr ese objetivo". Sin una solución extrajudicial, el Ayuntamiento, además, "se arriesga a ser condenado a pagar los excesos de jornada desde el momento de la formulación de la demanda en una decisión que puede costar alrededor de un millón de euros a las arcas públicas".

Castro, que actúa esta semana como alcalde en funciones, ha mostrado su confianza en que la impugnación no prospere. "Hemos hecho las cosas como es costumbre en este Ayuntamiento, conocer los dictámenes y votarlos es la práctica habitual, aunque no figure expresamente así en el orden del día". El alcalde en funciones señaló que los grupos de la oposición "tienen toda la información y pueden formar su opinión con pleno conocimiento del asunto". Pero considera "graciosa" la posición de Unidas por Llangréu: "Su portavoz empezó el mandato asegurando que no convertiría nunca las cuestiones de forma en cuestiones de fondo, pero no le han durado las intenciones ni dos meses", señaló. A juicio del equipo de gobierno, el portavoz de Unidas por Llangréu "solo intenta crear dificultades políticas a su sucesora en la Alcaldía". El desencuentro con la plantilla y la presentación de la demanda se remontan a la etapa en la que Jesús Sánchez estaba al frente del Ayuntamiento cuando desechó recuperar la jornada de 35 horas, implantada en Langreo en 2012 y revocada después por las políticas de austeridad implantadas por el Partido Popular desde el Gobierno central. Sánchez argumentaba que aceptar las demandas sindicales, de no tomar medidas alternativas, "podría provocar un deterioro de los servicios públicos que afecten a los vecinos de Langreo".

"Intenta dificultar el acuerdo que no pudo alcanzar y dilatar la resolución de un problema que él mismo generó", señalaron desde el gobierno local, destacando que "nos acusa de no resolver en dos meses lo que él no hizo en cuatro años". Remarcó Javier Castro que, "lo peor es que, si no alcanzamos un entendimiento con los sindicatos, el Ayuntamiento se expone a una condena, y hay precedentes de una resolución así que han costado un millón de euros a otros consistorios españoles".

El alcalde en funciones preguntó al portavoz del principal grupo de la oposición que "cómo puede explicarle a los vecinos ese coste, sobre todo después de presentarse como el más cuidadoso con el dinero público". En su opinión, "es una falta total de responsabilidad, por no hablar de que se opone a la recuperación de los derechos laborales de la plantilla que eliminó el PP".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve