18 de septiembre de 2019
18.09.2019

David Carrio: "Hacer de Pelayo es un sueño por luchar por las raíces"

El mierense, que interpretó al rey astur en Cangas de Onís, vivió el papel "con mucha ilusión" por su abuelo

18.09.2019 | 01:40
David Carrio, vestido de Don Pelayo, el pasado viernes, junto al puente "romano" de Cangas de Onís.

"¡Por Cristo y por Asturias!", gritó con entusiasmo el mierense David Carrio, el actor encargado de interpretar a Don Pelayo, al término de su actuación en la recreación de la coronación sobre el puente "romano" de Cangas de Onís. Fue su primera vez en el papel del histórico rey astur, algo que vivió con mucha emoción. "Especialmente me hizo mucha ilusión por mi abuelo", indica el intérprete, quien considera que la llamada de la organización para los actos en la capital canguesa fue "una sorpresa".

A su juicio, ponerse en la piel de Pelayo es algo así como "luchar por las raíces asturianas". Carrio, residente en Madrid desde hace 18 años, se siente muy agradecido por haber cumplido "un sueño".

El actor mierense nunca se imaginó llegar a interpretar un papel con tantos galones en el Principado, no por su repercusión mediática, sino por la relevancia que tiene la figura de Pelayo en la historia regional. Horas antes de empezar la obra, los nervios le florecían como nunca, a pesar de su dilatada experiencia en los escenarios. "Cuando me estaba preparando antes de la actuación tenía la voz un poco trabada", reconoce el mierense.

Sus orígenes en el mundo del dramatismo se remontan a su etapa universitaria en Oviedo. "Al principio no me gustaba nada la interpretación", confiesa el actor, quien fue obligado a cursar una asignatura de teatro infantil mientras estudiaba Magisterio.

"Una vez en un bar llegué a protestar al entonces rector de la Universidad por tener que tener que realizar esas prácticas", señala Carrio, añadiendo que, poco después, se enteró que el mandatario universitario fue novio de su madre en la juventud.

Poco a poco, el mierense se fue dejando cautivar por el ámbito teatral, dando sus primeros pasos en el grupo dramático de la Universidad de Oviedo, dirigido por Rosa Díez. Con 22 años partió hacia Madrid. Allí hizo su debut en los escenarios con un papel en "La barca del pescador", una obra de Alejandro Casona, dirigida por el asturiano Ángel García Moreno. Para Carrio, el hecho de que el director fuera del Principado le ayudó en que su estreno fuera "más fácil".

En Madrid el mierense continuó su preparación como actor en La Barraca, un estudio de interpretación que recibe ese nombre en homenaje al grupo de teatro universitario dirigido por Eduardo Ugarte y Federico García Lorca. Desde entonces ha participado en varias obras de teatro en la capital española. Aunque también ha debutado en la pequeña pantalla a través de papeles pequeños en series como "Aida" u "Hospital Central".

"Una vez estaba mi abuelo ingresado en el hospital y llamé al centro para que me lo pasaran para avisarle de que salía en televisión, y finalmente tanto mi abuelo como el personal sanitario estuvieron viéndome", recuerda el actor. Sin embargo, a pesar de "la parte mediática e ilusionante de la pequeña pantalla", Carrio siente mayor predilección hacia el teatro. "Es la inmediatez, las risas del público y el pequeño miedo de fallar en el directo", indica el intérprete, que califica al teatro como "la representación de la vida".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve