22 de septiembre de 2019
22.09.2019

Vigilia bajo el puente de Sama

Las 111 familias afectadas por los planes de cierre de Vesuvius pasaron ayer la noche a la intemperie como metáfora de su futuro

22.09.2019 | 01:39
Los trabajadores y sus familias, en el campamento improvisado que montaron bajo el puente.
Vigilia bajo el puente de Sama

Bajo un puente. Así pasaron ayer la noche los trabajadores de la factoría que Vesuvius tiene en Langreo y que la multinacional pretende cerrar. Pero no estuvieron ellos solos, también les acompañaron sus familias, montando un pequeño campamento improvisado a la entrada del distrito langreano de Sama. La plantilla organizó esta acción de protesta como metáfora del futuro que les espera de cumplirse los planes que la compañía tiene para ellos. Imaginación no les falta, y ganas de pelear, tampoco, como dejó claro Juan Manuel Suárez Baragaño, presidente del comité de empresa. "Venimos a dormir bajo un puente para reflexionar sobre la situación que podemos vivir si no peleamos ni despertamos, Asturias tiene que ponerse en pie", destacó.

Para esta movilización, los 111 trabajadores de Vesuvius y sus familias, entre los que había un buen número de niños, recibieron numerosos apoyos, tanto de vecinos, como de comerciantes y hosteleros. "Todo el mundo está colaborando con nosotros, y estamos contentos porque esto sirve para reflexionar sobre la idea de que nadie debe quedarse nunca debajo de un puente, nosotros defendemos el trabajo y la lucha", destacó Suárez Baragaño.

Y es que la situación no afecta únicamente a los trabajadores, también a sus familias, como explicaba ayer Natalia Fernández, esposa de uno de los trabajadores: "En esto estamos todos, 111 familias afectadas que tenemos un sentimiento de grupo maltratado por esta compañía que nos están vendiendo una cosa y en realidad hace otra". Tal y como apuntó esta mujer, en la firma "se hablaba mucho de seguridad, de política de compañía, de valores de la empresa de eficiencia... y aunque cumplas todo eso, al final lo más importante para ellos es la reorganización de la empresa".

La acción, como simbólica que es, no tiene visos de alargarse más días. El presidente del comité de empresa confirmó que "mañana -por hoy- recogeremos e iremos a repartir propaganda en los mercados de Cenera y Mieres y recabar apoyos para esa marcha multitudinaria que realizaremos hasta Oviedo el próximo martes, queremos que se escuche bien alto y claro que Vesuvius no se cierra y que Asturias tiene que ponerse en pie".

De momento, la plantilla de Vesuvius está recabando un buen número de apoyos. El último, desde el Ministerio de Industria, que se comprometió a convocar y participar en una mesa de negociación junto con la dirección de la multinacional británica y el comité de empresa. Para ello, el ministerio seguirá el esquema que utilizó en el caso de Alcoa y de otras multinacionales que querían cerrar sus instalaciones en España, como Vestas y Cemex.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook