04 de octubre de 2019
04.10.2019

Hunosa activa un plan para acabar con los pozos de mina sin sellar en los montes

La hullera anuncia un "gran trabajo de campo" para evaluar los riesgos vinculados a estas zanjas, que se cuentan por decenas solo en Mieres

04.10.2019 | 02:52
Labores de rescate de un perro que se cayó a un pozo de mina en el Llosorio, en Mieres.

La dirección de Hunosa ya cuenta con un plan para señalizar y, en la medida de lo posible, sellar los numerosos pozos de mina de montaña que se encuentran localizados en los montes de las Cuencas, sobre manera en Mieres. El denominado Plan de Gestión de Riesgos de Huecos Mineros fue presentado ayer por el presidente de la compañía, Gregorio Rabanal, al Consejo de Administración de la sociedad, que acogió "muy positivamente la iniciativa".

Hunosa explicó ayer que con este plan "amplía el catálogo de riesgos derivados de la minería", que tradicionalmente se ha centrado en la subsidencia minera en general, es decir, la inestabilidad en el terreno afectado por la actividad extractiva. Los denominados huecos mineros, cuya gestión aborda el nuevo plan, están vinculados a pozos verticales, chimeneas, coladeros, cales o 'tragues', galerías y bocaminas. Las medidas previstas, en función de la característica del hueco y los riesgos detectados pueden ser desde la instalación de vallas o barreras, el cierre o tapón, hasta el rellenado con material compactado, explicó ayer Hunosa. "Todo en ello, en función de que los huecos sean responsabilidad de Hunosa, lo que dependerá de que estén ubicados en suelo de nuestra propiedad o estén relacionados con las concesiones mineras de las que somos titulares", apuntaron ayer los portavoces de la empresa. En el caso de los pozos que no sean responsabilidad de Hunosa, ésta pondrá en conocimiento de los riesgos al propietario del suelo y a la Dirección General de Minas.

El equipo de Seguridad Minera y Subsidencia ha recibido el encargo de revisar y actualizar el inventario de esos huecos. Posteriormente abordará un "gran trabajo de campo" para detectar los posibles riesgos asociados a estas peligrosas trampas para senderistas y cazadores. Dicho grupo centralizará todos los trabajos que Hunosa ha realizado en los últimos años para erradicar este problema.

"Los huecos mineros objeto del plan de gestión se localizan en zonas de difícil acceso, de montaña y alejadas de ámbitos urbanos, puesto que los que se encuentran en lugares transitados ya tienen el control pertinente", subrayaron ayer los portavoces de Hunosa. Y añadieron: " La mayoría de esos orificios y cavidades se corresponden a la minería de montaña, labores que fueron abandonadas mucho antes de constituirse Hunosa y, por tanto, en una época en la que la normativa y la sensibilidad administrativa respecto a la seguridad y el medio ambiente eran distintas a las actuales".

Los cazadores han sido lo que más insistentemente han venido solicitando una actuación de este tipo. Ahora bien, se trata de un problema que no solo afecta a los cazadores, sino también a los ganaderos, montañeros y senderistas. Por eso, y a modo de prevención, estos últimos recomiendan caminar siempre por las sendas marcadas en las salidas por la montaña, ya que los agujeros "se pueden encontrar hasta en un prau".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve