Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un joven matrimonio con dos gemelas reclama las ayudas de la dependencia

Las niñas nacieron prematuras y tienen derecho a la prestación que se les concedió hace seis meses pero que todavía no han percibido

Enol Martínez y Patricia Fernández, con las pequeñas Celia y Llara.

Enol Martínez y Patricia Fernández, con las pequeñas Celia y Llara.

Enol Martínez y Patricia Fernández tienen 29 años, viven en Langreo y son padres de dos niñas gemelas. Celia y Llara nacieron el pasado 30 de marzo, dos meses antes de lo previsto. Al tratarse de bebés prematuros, sus progenitores tienen derecho a una prestación con cargo a la Ley

"Ya no sabemos muy bien qué hacer porque llevamos meses esperando por esta prestación y todavía no hemos recibido nada; nos dicen que no hay fondos y que no se puede hacer nada", explica Enol Martínez. La ayuda, de 268 euros mensuales por cada uno de las niñas, fue concedida ya el 8 de mayo, pero no han obtenido ningún pago. "Según tenemos entendido lo que no han abonado debe pagarse con efecto retroactivo, pero no sabemos cuándo empezaremos a cobrar la prestación".

La ayuda se asigna con cargo a la Ley de Dependencia para las familias con bebés prematuros. Las niñas nacieron dos meses antes de lo previsto y pasaron varias semanas en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), desde el 30 de marzo hasta el 13 de junio. "En nuestro caso en la prestación de grado dos. Es una ayuda para gastos que puedan surgir para algún tipo de tratamiento que garantice el correcto desarrollo de los bebés", argumenta Patricia Fernández, que añade: "Ya tenemos cita para que las valoren en Atención Temprana, pero no sabemos si eso hay que complementarlo con alguna asistencia privada".

La joven trabaja como comercial a media jornada, cobrando 450 euros al mes. Son los únicos ingresos de la familia porque su pareja está actualmente en el paro y no tienen la oportunidad de recibir ayuda económica de sus familias. "El dinero que se nos debe no lo queremos para nosotros, es de las niñas. Pero es que ahora no tendríamos recursos para adelantar el dinero para un tratamiento, por ejemplo, si fuese necesario. Es una sensación muy grande de impotencia porque han pasado más de cinco meses y todavía no nos ha llegado ni un euro. Imagino que hay otras familias en una situación parecida y es algo que deberían solucionar cuanto antes", concluye Patricia Fernández.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats