07 de noviembre de 2019
07.11.2019

La inclusión en el aula, en cinco lenguas

Colegios e institutos de Europa, bajo la coordinación del IES Valle de Aller, trabajan en un proyecto para evitar la exclusión social y cultural

07.11.2019 | 02:36
Los participantes en el proyecto, al mediodía de ayer, en el IES Valle de Aller.

Una "Torre de Babel" por la inclusión en las aulas. Colegios e institutos de cinco países europeos, bajo la coordinación del IES Valle de Aller (único representante de España), han puesto en marcha un programa "Erasmus +" para atajar y prevenir la exclusión social y cultural de alumnos. También presta atención al entorno. La primera reunión del proyecto tuvo lugar ayer, en el instituto allerano, y contó con la presencia de representantes de los cinco centros implicados: además del IES Valle de Aller, participan ITET Rapisardi da Vinci (Italia), Europa 2000 Kozepiskola (Hungría), Thorildsplans gymnasium (Suecia) y Vilniaus r. Avizieniu gimnazija (Lituania).

Las jornadas de trabajo comenzaron ayer. A última hora de la mañana, estaba previsto el Seminario y uso de posibilidades "Twinspace" como herramienta de comunicación y monitorización. Las ponentes fueron Liliana Álvarez, del IES Alfonso II y Melissa Valdés, de la Consejería de Educación. Durante la pausa para el café, los participantes en el proyecto tuvieron una charla distendida.

"Nuestra labor como coordinadores es la búsqueda de herramientas y métodos para atajar los obstáculos de los distintos países participantes, también los nuestros, en materia de integración", explicó la directora del IES Valle de Aller, Margarita Gandullo. ¿Hay distintas problemáticas en cada país? "Estamos viendo que ninguno de los países coincide en los problemas que más preocupan".

Problemas distintos, diferentes objetivos. En Suecia, desde 2015, la tasa de inmigración ha crecido exponencialmente. "Lo que buscamos ahora es que los alumnos extranjeros puedan estar plenamente integrados en el sistema educativo del país", explicó Annette Degermann, docente en el Thorildsplans gymnasium. Sus alumnos están en el ciclo "Upper Secondary", que corresponde al Bachillerato español: "Creo que, en ocasiones, la integración es más complicada para los adultos que para los niños", añadió.

En el ITET Rapisardi da Vinci , en Sicilia, la integración de alumnos inmigrantes también es una de las preocupaciones. Pero no la única, afirmó la docente Laura Colombo: "También se registra una alta tasa de desempleo, lo que contribuye a un incremento de la pobreza. Queremos que todos los niños y jóvenes, con independencia de la situación económica de su familia, tengan acceso al sistema educativo". Otra preocupación de Colombo es la correcta integración de escolares con discapacidad.

En Lituania, explicó Viktorija Dukste, buscan mejorar la percepción social de la figura de los docentes: "Necesitamos mejorar esa imagen para que los alumnos nos vean como un referente en su educación". El país, por otra parte, es "un ejemplo" de integración: muchos de sus alumnos son bilingües en polaco y lituano, lo que facilita la inclusión de los extranjeros. En Hungría, según Janos Ujlaki, no hay problemas sociales que dificulten la vida en las aulas. Eso sí, matizó el profesor, "siempre hay que buscar el desarrollo de métodos para mejorar. Lo importante es convertir a nuestros alumnos en mejores personas".

Los alumnos tienen un papel importante en este programa. Según explicó Gandullo, están previstos varios intercambios. En cada viaje, los estudiantes emprenderán actividades. También desarrollarán metodologías digitales para estar en permanente contacto. La integración en las aulas, ahora hablada en cinco lenguas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído