Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Langreo apuesta por un nuevo diseño para los contenedores de papel ante las quejas

El Consistorio estudia recurrir a otro modelo cuando sea necesario sustituir los actuales depósitos, que se empezaron a instalar hace año y medio

Contenedores instalados en Ciaño.

Contenedores instalados en Ciaño. FERNANDO RODRÍGUEZ

El Ayuntamiento de Langreo aboga por un nuevo diseño de contenedor para la recogida de papel y cartón a medida que se vayan deteriorando los actuales dadas las quejas recibidas por parte de los vecinos. El gobierno local plantea buscar recipientes que sean "más cómodos" en su utilización que los

Se sustituyeron entonces todos los contenedores, instalando alrededor de 700 nuevos para cambiar el sistema de recogida de basura, de carga trasera a lateral. La instalación de los nuevos depósitos se realizó de forma progresiva y concluyó con los de materia orgánica. Personal del Ayuntamiento mantuvieron días atrás una reunión con representantes de los hosteleros y comerciantes del municipio. De ese encuentro surgió la petición de "más explicaciones y mejor formación para aclarar dudas" sobre el reciclaje, aseguró el equipo de gobierno municipal.

Por ese motivo, el Consistorio organizará charlas para formar en reciclaje a los miembros de las asociaciones de hostelería y comercio que deseen participar. Esta es una de las actividades que organizará el área municipal de Medio Ambiente, que trabaja para mejorar la gestión de los residuos y reducir el tamaño de la fracción resto en cumplimiento de la ley que entrará en vigor próximamente derivada de una directiva europea. El gobierno local destaca que "la nueva normativa es más estricta y contempla sanciones para las administraciones que incumplan los objetivos de elevar su tasa de reciclaje y contener la fracción resto".

Esa ley incluye que la recogida separada de materia orgánica, implantada en Langreo desde finales del pasado año, pasará a ser obligatoria. El concejal de Medio Ambiente, Javier Álvarez, destacó la necesidad de "involucrar más a nuestros comerciantes y a nuestros hosteleros en conseguir el objetivo del reciclaje" ya que "por la naturaleza de su actividad, cada negocio genera muchos más residuos que una familia". La disminución de la fracción resto significaría un ahorro económico para el concejo ya que por su tratamiento el Consistorio abona 40 euros por tonelada, lo que supone unos 40.000 euros al mes para las arcas municipales. El Ayuntamiento de Langreo pedirá a Cogersa que vacíe con más frecuencia aquellos contenedores en los que con frecuencia se ven desbordados por los residuos que se acumulan.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats