02 de diciembre de 2019
02.12.2019

Julio Rodríguez: "Si hubiera escrito hoy la novela, me habría autocensurado"

El autor presentó en la librería La Llocura su última obra, "El Gran Pirelli. La Hermandad - de La Mosca", una historia "de perdedores"

02.12.2019 | 02:20
Aitana Castaño y Julio Rodríguez, durante la presentación del libro.

"La historia de los triunfadores ya está contada; la de los perdedores es más interesante". Así lo señaló el escritor Julio Rodríguez en la presentación de su última obra, "El Gran Pirelli. La Hermandad de la Mosca", un acto celebrado en la librería mierense "La Llocura" que contó con la colaboración del Club LA NUEVA ESPAÑA en Las Cuencas.

La periodista y escritora Aitana Castaño actuó como presentadora y destacó de Rodríguez su capacidad para "contar historias en este tiempo en que hay tantos libros que no cuentan absolutamente nada". Presentadora y autor mantuvieron una desenfadada conversación muy acorde con el tono humorístico de la obra, circunscrita en el género de novela negra, que Rodríguez, profesional de la psicología social, adereza con buenas dosis de humor. "No soy escritor profesional y ello me permite hacerlo como y cuando me apetece; con esta obra quise darle una vuelta a los tópicos de la novela negra, creando unos buenos que no son tan buenos y unos malos que no lo son tanto, como también sucede en nuestra sociedad", afirmó Rodríguez, premiado poeta que ahora se inicia en la novela de intriga con "un texto que llevaba doce años entrando y saliendo de un cajón hasta que, por fin, decidí que viera la luz". "Si la hubiera escrito hoy, seguramente me habría autocensurado; así son los tiempos que vivimos", reconoció el autor en relación a la percepción que el Gran Pirelli tiene de las mujeres. "Es ficción, lo que piensa un personaje, que nada tiene que ver con la opinión del autor", remarcó.

"Me interesaba dar el punto de vista de los de abajo, de la gente con mala suerte desde que nace, al tiempo que interesarme por saber hasta dónde es capaz de llegar el ser humano", explicó el autor, que reconoce que "dar un toque de humor a una temática como esta supuso todo un reto". Rodríguez sugiere una segunda lectura de los textos que nos aproxime al fondo de cada personaje y teme que una hipotética versión cinematográfica pudiera caer en la chabacanería.

"Soy un privilegiado, he llevado una buena vida, pero por mi profesión mantengo contacto con los excluidos, gente que tiene historias más interesantes que las nuestras y que, además, las sabe contar", reconoció Rodríguez, que convierte a un delincuente recién salido de prisión en investigador de un asesinato. "¿Son realmente los malos aquellos que no tuvieron oportunidades ni otras opciones?", se pregunta el autor, que afirma que el humor es inseparable de su escritura. "Es algo que viene conmigo y que, además, sirve como terapia para afrontar la realidad; o te lo tomas a risa o apaga y vámonos", dijo Julio Rodríguez, que, asimismo, reconoce que "el humor, para llegar a ser literatura, ha de ser contenido porque, si no, puede acabar convertido en una secuencia de chistes".

"Ojalá llegue a ser capaz de escribir desde el punto de vista femenino, porque seguro que daré 'mucha caña'", concluyó el novelista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve