03 de diciembre de 2019
03.12.2019

La Brigada entra haciendo rápel en el pozo San Antonio y saca a dos mineros atrapados

Una avería eléctrica inutilizó la jaula y dejó incomunicados a los operarios de mantenimiento en la tercera planta, a casi 200 metros de profundidad

03.12.2019 | 02:26
Vehículos de rescate, ayer, en el pozo San Antonio.

Dos mineros que estaban realizando tareas de mantenimiento en el pozo San Antonio de Moreda quedaron ayer atrapados en la tercera planta de la explotación. Un fallo eléctrico dejó sin suministro las instalaciones de Hunosa, dejando inoperativa la jaula, por lo que ambos operarios se vieron imposibilitados para salir a la superficie. Ante esa situación, Hunosa movilizó a la Brigada de Salvamento, que habilitó un sistema alternativo de salida para los trabajadores a través de la propia boca del pozo allerano. Primero bajaron "rapelando" hasta la tercera planta para, a continuación, subir a los compañeros con arneses. A las seis de la tarde los dos mineros estaban ya en el exterior tras haber sufrido "un susto".

Los dos trabajadores atrapados estaban realizando tareas de mantenimiento en el sistema de bombeo del pozo San Antonio, instalación auxiliar del cercano pozo Santiago, que actualmente se encuentra en proceso de cierre. La avería se desencadenó a causa del incendio de un dispositivo eléctrico que dejó el pozo sin energía. Los trabajadores quedaron atrapados en la tercera planta, a casi 200 metros de profundidad. Desde esta galería concreta no hay acceso al pozo Santiago, por lo que una evacuación a través de esta mina era inviable.

La Brigada de Salvamento, tras ser movilizada, valoró sacar a los mineros por otra planta del pozo. Sin embargo, se encontraron con las galerías en mal estado. Fue entonces cuando se optó por subir a los operarios atados con cuerdas y arneses. El equipo de rescate tuvo que "rapelar" primero hasta casi 200 metros de profundidad. Luego ascendieron de nuevo cargando con sus compañeros.

Al final el rescate se prolongó durante unas tres horas. En ningún momento se temió por la seguridad de los trabajadores atrapados en la explotación. El pozo San Antonio es utilizado como instalación auxiliar del pozo Santiago, ambos separados por apenas un kilómetro. Se trata algo parecido a lo que sucede con los pozos Montsacro y Nicolasa. Esta última mina es la única que actualmente está en producción en Hunosa.

La actividad minera de Hunosa sigue siendo bastante significativa pese a tener ya sólo un pozo activo. De hecho, la empresa pública tiene abiertos varios concursos encaminados a contratar empresas externas que amplíen galerías donde sacar carbón (en Nicolasa), recuperen la maquinaria y los materiales valiosos y aprovechables (Santiago y Carrio), se ocupen del mantenimiento de instalaciones (lavadero del Batán) o asfalten sus aparcamientos (también en el Batán). Todos estos contratos suman algo más de 11 millones de euros. En el caso de San Antonio, además de servir de punto de apoyo a las labores de cierre que se abordan en Santiago, son necesarias constantes labores de mantenimiento como las que ayer realizaban los trabajadores que se vieron atracador debido a la avería en el sistema eléctrico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve