05 de diciembre de 2019
05.12.2019
El abrupto arranque del curso de esquí en Asturias

Pajares abrirá mañana de forma parcial, pendiente todavía de la revisión del Brañillín

El chequeo del telesilla central de la estación aún no ha culminado l El complejo inaugurará la temporada con el resto de remontes, salvo El Arroyo

05.12.2019 | 02:42
Trabajos de revisión del cable en el telesilla del Brañillín.

La estación de Pajares abrirá sus puertas mañana pero, en principio, solo de forma parcial. Los trabajos de revisión del telesilla de Brañillín, que culminarán en verano se siguen desarrollando y, aunque se está poniendo todo el empeño en finalizar cuanto antes, no es seguro que el principal remonte de la estación esté listo para la apertura de mañana. Durante los últimos días, la empresa adjudicataria ha estado realizando las labores de testeado de todos los sistemas de seguridad y pilonas para garantizar su correcto funcionamiento durante toda la temporada, que por fin la estación lenense podrá inaugurar, aunque con menos dominio esquiable del esperado.

Tras la revisión de todos los sistemas de seguridad, que han dado resultados positivos, todavía quedan algunas tareas. La primera es colocar todas las sillas de nuevo en el remonte, casi 300. Posteriormente, el último paso que se debe realizar antes de poder disponer del Brañillín es la prueba de carga del telesilla. Si todo va bien, que sería lo normal, en cuanto se culminen estas tareas, se podrá abrir al público el remonte central del complejo.

Los esquiadores podrán disfrutar de la estación de Valgrande-Pajares desde mañana. Según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA, la previsión es que se abran todos los remontes excepto el citado Brañillín y el de El Arroyo, que también requiere de una reparación en el cable para poder operar. El resto del complejo, salvo cambios de última hora, estará en funcionamiento desde el mismo viernes para que aquellos aficionados y turistas que lo deseen puedan disfrutar de las pistas de las instalaciones lenenses.

El retraso en la revisión del telesilla de Brañillín, por motivos "administrativos", ha provocado que Pajares, pese a tener nieve en abundancia en la zona alta, no haya podido inaugurar la temporada en tiempo y forma el pasado día 29. Un error en las dos ofertas que se presentaron y analizaron en julio para la revisión del remonte del Brañillín provocó una dilatación del proceso, que culminó finalmente el 17 de noviembre. Los plazos fueron insuficientes para que se pudiera llegar a tiempo a la apertura de la temporada. La del Brañillín era una revisión extraordinaria y obligatoria por los 30 años de antigüedad de la silla.

Protestas

La portavoz del grupo de Izquierda Unida en la Junta General del Principado, Ángela Vallina, ha exigido al Consejo de Gobierno una copia del contrato para la revisión del telesilla del Brañillín y ha cuestionado al ejecutivo regional sobre el grado de ejecución de la revisión del remonte.

Además, los usuarios que organizaron el pasado sábado una protesta en la estación de Valgrande-Pajares para exigir inversiones al Principado, están preparando nuevas movilizaciones. En concreto, a través de las redes sociales, están organizando una nueva concentración, aunque en este caso sería en Oviedo, para hacer visible su malestar y exigir al Gobierno regional, titular del complejo invernal, inversiones para la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve