Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JOSÉ MARÍA MORALES | Productor cinematográfico (Wanda Films), premio "Zurrón de Redes"

"Conocí Redes con 'Cantábrico', es mi sitio cuando quiero escapar de Madrid"

"Hay que fomentar la colaboración con América Latina, no solo es un mercado, es un idioma, una cultura común, una forma de hacer las cosas"

El productor cinematográfico José María Morales. CASAMÉRICA

José María Morales es productor y distribuidor cinematográfico. En 1992 fundó Wanda Films. En su haber tiene tres candidaturas a los Oscar por "Nómadas del viento", "El crimen del padre Amaro" y "La teta asustada". Sus películas también han triunfado en los festivales más importantes del mundo: Venecia ("Profundo Carmesí"), Berlín ("La teta asustada") o San Sebastián ("La perdición de los hombres"). Trabaja asiduamente en América Latina, de hecho fue vicepresidente ejecutivo de la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (FIPCA) desde el año 2002 hasta 2012. En total, ha producido más de 65 películas y documentales. En los últimos años es un habitual del parque natural de Redes, donde transcurrió parte del rodaje de "Cantábrico" y donde se filmó "100 días de soledad". Esta semana Redes Natural, la asociación de empresarios del parque, le entregó el premio "Zurrón de Redes".

- ¿Qué supone, tras tantos premios cinematográficos, un galardón como del "Zurrón de Redes"?

-Estoy encantado, muy feliz, porque este es un lugar muy especial para mi, Redes en general y Caso en particular. Llevo unos ocho o diez años que no dejo de sorprenderme con este lugar, es una maravilla, tanto el sitio como su gente. Es algo muy difícil de encontrar, hay gente maravillosa. Me hace especial ilusión, he recibido premios como productor de cine, pero este es especial porque te lo da gente que te quiere.

- ¿Cómo se inició su vinculación con Redes?

-Pues con mi trabajo en el cine. Lo que más me gusta es el cine de naturaleza, y estábamos buscando localizaciones para venir a grabar "Cantábrico". Así fue como conocí este entorno. Me encantó, y ahora es mi sitio de referencia para cada vez que me quiero escapar de Madrid y respirar.

- Esta unión dio lugar a otro documental, "100 días de soledad", con José Díaz...

-Sí, fue una oportunidad que se nos presentó. Fue complicado de hacer, José tuvo que hacerlo todo. Al final el resultado fue muy bueno, tuvo una gran acogida. Ahora lo hemos vendido a Netflix y puede verse en todo el mundo.

- En su trayectoria profesional ha trabajado en decenas de películas en América Latina. Con un mercado de 500 millones de personas que hablan español, ¿la industria cultural debería colaborar más con los países americanos?

-Con "La teta asustada" ganamos el "Oso de oro" en el festival de Berlín. Es una película peruana. Trabajo mucho en México, Argentina, Cuba, vamos, en toda América Latina. No es solo un mercado común, es un idioma, una cultura, una misma forma de hacer las cosas. Viajas durante doce horas y llegas a un lugar donde te entiendes perfectamente, y hay que aprovecharlo. Compartimos una cultura y las historias de un lado y otro pueden llegarnos al corazón. Estoy muy orgulloso de haber trabajado allí en unas treinta películas. Es algo a fomentar.

- Con los años, ha ido aumentado fomentando la producción de películas en las que la naturaleza es un personaje más. Entre las más recientes, "El faro de las orcas" o "Hermanos del viento"...

-Es lo que me ha gustado desde niño. He tenido la suerte de ir pudiendo orientar la producción hacia un lugar que me gusta, y es lo que se me da mejor. Es un poco mi vocación.

- Una vocación reforzada con Wanda Naturaleza, con la que directamente hace documentales.

-En materia de reportajes de naturaleza ya pude hacer "Nómadas del viento", en Francia, que tuvo gran repercusión. Aquí en España películas documentales hicimos "Guadalquivir", luego "Cantábrico", con la que descubrí el parque de Redes. Ahora estamos con "Dehesa", que se encuentra en postproducción y estará lista en marzo de 2020. Aquí nos adentramos en el suroeste de la Península, un ecosistema único. En "Guadalquivir" usamos un zorro y en "Cantábrico" a los osos para adentrarnos en el territorio. Aquí es el lince ibérico, que es todo un éxito de recuperación de la fauna, en 20 años hemos pasado de 100 a 700 ejemplares.

- ¿Cuál será el próximo documental, más allá de "Dehesa"?

-Estamos con otro proyecto, "Panteras", llevamos 3 años y aún nos queda el año próximo. Nos centramos en los grandes felinos del planeta, y sacaremos un libro, que ya está listo, un largometraje documental y una serie de 8 episodios. El director es el navarro Andoni Canela. En breve nos vamos al Tíbet para grabar al leopardo de las nieves, y nos quedaría pendiente grabar en Namibia. Esperamos tenerlo listo a finales de 2020.

- Con su empresa Wanda no solo produce, también distribuye películas en España. Muchas de ellas, muy alejadas de lo que es hoy en día el cine comercial...

-Es cierto (ríe), muchas veces no es el cine más comercial del mundo, pero son trabajos que tienen alma. Justo ahora tenemos en el cine el último trabajo de los hermanos Dardenne, "El joven Ahmed". Y de estas relaciones con autores europeos, estoy muy orgulloso de la vinculación con el director Costa-Gavras ("Desaparecido", "La caja de música", "Amén" o "El capital", entre otras), llevamos muchos años colaborando.

Compartir el artículo

stats