Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Treinta años iluminando sobre cine

La tertulia cinematográfica de Sama "Sala Oscura" ha proyectado durante tres décadas de actividad más de 1.200 películas y editado una treintena de publicaciones

Por la izquierda, Pablo Fernández, Ángel Fernández, Omar Lamas, Eduardo Parra, Avelino Fernández, Francisco Jurado, Alejandro Zapico y Luis Manuel González, integrantes de la tertulia Sala Oscura, en el cine Felgueroso. M. G.

Un mando a distancia en el salón de una casa ya puede ser una poderosa fuente de desavenencias. La cosa se complica cuando, en lugar de elegir un canal de televisión, hay que poner de acuerdo a diez personas para programar un ciclo de cine monográfico con una veintena de películas. Sin embargo, a los integrantes de la tertulia cinematográfica langreana "Sala Oscura" no les ha ido mal en la tarea. Llevan treinta años haciéndolo y los números asustan. Han proyectado más de 1.200 películas y han editado una treintena de publicaciones.

Todo empezó en marzo de 1990 frente a un televisor Trinitron de 29 pulgadas en la Casa de Cultura de Sama. "Cielo sobre Berlín" de Wenders supuso el comienzo de una fructífera historia. El escenario actual de las proyecciones es el cine Felgueroso de Sama, que también acoge la sede de este colectivo. Además de programar ciclos y editar los correspondientes boletines, la asociación ha sido "academia" de cine, editorial, productora, archivo y foro de debate sobre los ganadores del Óscar.

En la actualidad, el colectivo está integrado por Alejandro Zapico (presidente), Avelino Fernández, Francisco Jurado, Eduardo Parra, Ángel Fernández, Ángel Verdejo, Juan Miguel García, Omar Lamas, Pablo Fernández y Luis Manuel González, que conoció la tertulia por un ciclo sobre Drácula y ya se quedó. "En cada proyección hay 120 ó 130 personas, y gente que viene también de otras partes. Aquí se pueden ver en pantalla grande títulos que a veces son muy difíciles de obtener", señala Avelino Fernández.

"Queremos reivindicar el cine como acto social", añade Ángel Fernández, "la liturgia de todo lo que supone ver una película, disfrutarla en compañía y comentarla al final. Algo que parece que se está perdiendo". En todos estos años, el colectivo ha organizado cursos y talleres, y ha prestado los equipos de reproducción y grabación de los que disponían. Por las clases pasaron decenas de personas, entre ellas algunas que posteriormente se dedicaron al cine, como Lucinda Torre. El colectivo también llegó a funcionar como una improvisada productora. De los cortos que se pusieron en marcha sólo uno llegó a ver finalizado su rodaje, "Fiesta de las sombras", con guión de Alberto Piquero. Otro proyecto, "Nudo", sobre una idea de Moisés González, no llegó a acabarse.

Archivo

El archivo de "Sala Oscura" cuenta con 1.500 títulos en DVD, innumerables cintas en BETA y VHS y buena parte de los boletines editados a lo largo de los últimos años. El colectivo no tiene ánimo de lucro. Trabaja por amor al arte, en este caso al séptimo. "Los ciclos no son solo para poner películas que nos gusten a nosotros, queremos que aporten algo a la gente", explica Alejandro Zapico. "Elegir el tema y las películas es a veces más difícil que formar Gobierno", concluye Eduardo Parra con humor.

Los integrantes del colectivo langreano también quisieron tener un recuerdo en los treinta años de la tertulia para Miguel Ramos, fallecido en 2007, y para Francisco Javier Canga, conserje del cine Felgueroso, que murió el pasado verano: "También era uno de los nuestros".

Compartir el artículo

stats